Por Enrique Lomas
AGENCIA REFORMA
CHIHUAHUA.- El hallazgo de un niño de 10 años encadenado en el patio de una vivienda, bajo temperaturas calcinantes, conmocionó a la opinión pública de esta ciudad de Parral, la tarde del pasado domingo.
Una llamada anónima al sistema de emergencias 066 dio a conocer que en una vivienda ubicada en la intersección de las calles Serapio Rendón y calle 10 de Mayo, de la colonia Revolución, una pareja mantenía a un niño amarrado en el patio de la casa.
La autoridad ministerial pudo constatar que efectivamente en el patio trasero de la vivienda estaba un menor que había permanecido de pie por horas, sin probar un solo alimento, y además atado de su brazo izquierdo con una cadena y amarrado a un candado.
En la casa se logró detener a José César Bogadiya Castillo, de 42 años, quien dijo ser el padre del infante, mientras que la mujer fue identificada como María de Jesús Ontiveros Domínguez, de 35.