Banner

Por Adán García
AGENCIA REFORMA
MORELIA.- El nivel de impunidad que tenía el cártel de Los Caballeros Templarios le permitía realizar “levantones” colectivos de alcaldes, aguacateros y empresarios en Michoacán.
“Se los llevaban en parvadas”, confesó el gobernador Fausto Vallejo.
El priísta reconoció que podrían existir cientos de videos con encuentros de líderes criminales y políticos o gente del sector productivo y empresarial.
“Hay cientos de videos en donde desfilaron los principales aguacateros. Se los llevaban hasta en parvadas, en autobuses, a muchos de ellos se los llevaron, gasolineros, constructores, presidentes municipales”, declaró en una entrevista al canal local CB Televisión.
El priísta consideró que aparecer en videos con criminales no implica en automático ser un delincuente.
“Aquí hay que investigar tres cosas: quién fue a la fuerza, quién se volvió partícipe con ellos y quién llegó o quién está en complicidad verdaderamente con los criminales”, comentó.
“No es el video también, es la forma de vida. A quien acusen de delincuente pues que le auditen sus cuentas, su fama y su vida. Hay muchas líneas de investigación para saber quién es cada uno de los sujetos que puedan estar en los videos”.
Tras darse a conocer la supuesta existencia de un video que vincula a su hijo Rodrigo Vallejo Mora con el líder templario Servando Gómez Martínez, alias “La Tuta”, el mandatario michoacano se ha dedicado esta semana a dar detalles sobre cómo ocurrían los levantones en la Entidad.
Sin mencionar por su nombre a Rodrigo, el miércoles por la noche reveló que uno de sus dos hijos fue incluso víctima de estas prácticas del crimen organizado.
El presunto levantón se habría registrado a mediados de 2013, cuando Vallejo convalecía de un trasplante de hígado al que fue sometido en Estados Unidos y que lo tuvo fuera de actividad varios meses.
El priísta aseguró desconocer si su hijo Rodrigo aparece en un video con “La Tuta”, como refieren algunas versiones que han circulado en redes sociales desde hace tres semanas,
“Que está en video, no sé”, comentó.
Vallejo señaló que las versiones donde se vincula a su hijo con el crimen organizado vienen desde la campaña electoral de 2011.
Para el priísta, más que aparecer en un video con criminales debe de investigarse la actividad y vida de quienes ahí aparezcan.
“Nosotros tenemos tres propiedades. Tengo dos casas y un centro de eventos sociales, son nuestras propiedades y están perfectamente bien documentadas”, dijo.
“Que vean como viven mis hijos, a que se dedican, cómo gastan, en qué trabajan, qué han realizado”, retó.