Banner

Por Sonia del Valle
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La cobertura en educación inicial debe de crecer al menos al 50% para atender la demanda de las madres trabajadoras, aseguró Nashieli Ramírez, del grupo de expertos de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).
“No hay ninguna lógica para que un País como el nuestro tenga una cobertura en educación inicial del 11%”, expresó al participar en el Seminario Internacional de Primera Infancia. organizado por la OEI y la Secretaría de Educación Pública.
“Es una obligación del Estado, referida en la Ley General de Educación, pero el problema es que la atención a la educación inicial tiene poca cobertura y no se articulan las distintas instituciones que prestan el servicio en una política nacional de atención a la primera infancia que debería encabezar la SEP”, criticó.
Lamentó que la dependencia no esté atendiendo el tema de la educación inicial, ni proponga ampliar la cobertura en aquellos lugares donde se necesita.
“Al menos se requiere tener una cobertura del 50%, por eso el 11% de cobertura es totalmente insuficiente”, señaló.
“Es verdad que no se puede estar haciendo Centros de Desarrollo Infantil por todos lados, porque no en todos lados aplica, dado que hay madres que cuentan con el apoyo de la familia extendida, pero la SEP sí tendría que estar ampliando la cobertura donde están las madres trabajadoras o donde ha crecido el empleo informal porque las mujeres no tienen donde dejar a sus hijos”, destacó.
La especialista cuestionó además que no haya quien regule y supervise la prestación de los servicios privados.
Sergio Cárdenas, investigador del CIDE, aseguró que la inversión que se realiza para atender a la primera infancia es opaca y no está desagregada.
“Invertir en educación inicial es el gasto más equitativo y seguro por el impacto a futuro que tiene en las y los niños”, externó.