Por Abel Barajas
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Un juez federal negó un amparo al narcotraficante Rafael Caro Quintero, contra la orden de detención provisional con fines de extradición a Estados Unidos, País que lo reclama para juzgarlo por el crimen del agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar, ocurrido en 1985.
Gilberto Romero Guzmán, juez décimo de Distrito de Amparo en Materia Penal del DF, rechazó conceder la protección de la justicia al capo sinaloense contra el mandato judicial para que sea detenido y sujeto a un juicio de extradición a Estados Unidos.
Cabe decir que este tipo de amparos por lo regular no suelen prosperar, pues en materia de extradición se litiga contra la decisión de la Secretaría de Relaciones Exteriores de entregar a otro País a un presunto delincuente ya detenido, para ser juzgado.
En el amparo 327/2014, que le fue negado, Caro solicitó la protección de la justicia contra la orden de detención provisional con fines de extradición girada el 11 de agosto de 2013, en el procedimiento 5/2013, por el juez sexto de Distrito de Procesos Penales Federales del DF, Alejandro Caballero Vértiz.
El narcotraficante también pidió en su amparo la protección contra el secretario de Relaciones Exteriores, de la directora de Asistencia Jurídica Internacional de la Secretaría de Relaciones Exteriores, del procurador general de la República y del titular de la Policía Federal Ministerial, autoridades responsables de la ejecución del mandato judicial.
Estados Unidos reclama en extradición a Caro Quintero por 8 cargos penales, uno de ellos por el homicidio del agente de la DEA Enrique Camarena, delito que puede ser castigado hasta con la pena de muerte.
La Corte Federal del Distrito Central de California, en Los Ángeles, lo reclama por 4 delitos violentos para asistir a la delincuencia organizada y uno de asociación delictuosa para cometer delitos violentos a fin de asistir a la delincuencia organizada.
También por un cargo de asociación delictuosa para secuestrar a un agente federal, el secuestro de un agente federal y el homicidio grave de un agente federal.
Caro Quintero quedó en libertad el 9 de agosto de 2013, después de 28 años de estar preso por narcotráfico. A la fecha, el capo se encuentra prófugo de la justicia, pues cuenta con una orden de reaprehensión y la orden de detención con fines de extradición.