Banner

EL UNIVERSAL
TOLUCA.- Dentro de algunos meses, la Agrupación de Elementos Caninos de la Dirección de Seguridad Pública de Toluca contará con un total de 20 perros, mismos que están capacitados para detectar armas y drogas, control de motines y, sobre todo, trabajan en la prevención del delito.
Actualmente, sólo existen ocho canes activos, los cuales se emplean para mejorar la seguridad en lugares de mayor afluencia de personas, como paraderos de autobuses, escuelas, zonas peatonales y comerciales, y demás puntos donde se registran robos a transeúntes.
El resto de la corporación pertenece a una donación que la Secretaría de la Defensa Nacional hizo a la Policía Municipal; estos canes siguen en proceso de adaptación con los elementos municipales que ahora trabajan con ellos.
“Actualmente tenemos activos ocho binomios, estamos haciendo recorridos en lugares de mayor convergencia de personas, comercios, escuelas, paradas y son para hacer contacto visual en caso de que se registre algún ilícito”, señaló el comisario, Arturo Huitrón Miranda.

Entrenamiento militarizado
Los ocho agrupamientos, conformados por un elemento de la Policía Municipal y un perro, han logrado hacer detenciones en el último mes, una de ellas en la avenida Venustiano Carranza, en Colón, al momento en que se realizaba un atraco.
Los 12 perros de la SEDENA contarán con dos especialidades, búsqueda y rastreo, además de que algunos ya tienen experiencia en la detección de sustancias tóxicas, y son entrenados en las instalaciones del Ejército.
Huitrón detalló que realizan recorridos en la zona centro de Toluca, así como en Ciudad Universitaria y en zonas de alta afluencia de personas, con lo que se logra un mejor control de las masas sin poner en peligro a otras personas en caso de presentarse un hecho delictivo.