Banner

Por Ma. Dolores Ortega
AGENCIA REFORMA
MONTERREY.- Luego de un bache de cinco años, la deuda bursátil está siendo de nuevo recurrida por algunas entidades federativas desde el 2013, revelan datos de la Secretaría de Hacienda.
El año pasado la emisión de certificados bursátiles de parte de algunas entidades alcanzó los 19 mil millones de pesos, cifra incluso superior a la máxima alcanzada de 16 mil 750 millones que registraron en el 2007, último año en que superó los 8 mil millones de pesos.
Este año, la Red Estatal de Autopistas (REA), organismo descentralizado del Gobierno de Nuevo León, ya consiguió 6 mil 400 millones de pesos en certificados bursátiles.
De acuerdo con Hacienda, aunque siguen siendo pocas las entidades federativas que recurren a este tipo de endeudamiento bursátil -apenas nueve-, cuatro de ellas han vuelto a echar mano de éste desde el año pasado.
En el 2013, Chihuahua, Oaxaca y el Distrito Federal emitieron certificados bursátiles por 19 mil millones de pesos, y este año fue Nuevo León.
Flavia Rodríguez, directora de Finanzas Públicas de Aregional, explicó que a raíz de la crisis económica las emisiones bursátiles disminuyeron, debido a que el dinero escaseó en los mercados.
Además de que el costo de las colocaciones se encarecieron debido a que los obligan a adquirir seguros y garantías.
Otras de las entidades que han hecho uso de la deuda bursátil son Veracruz, Estado de México, Michoacán, Hidalgo y Chiapas.
Para Marco Cancino, director de Inteligencia Pública, el bajo número de entidades federativas que hacen uso de la deuda bursátil, es debido a que no quieren someterse a los requerimientos de transparencia que demanda el mercado.