Por Alan Miranda
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El Gobierno Federal dejó de recibir 3 mil 865 millones de pesos en impuestos en 2013.
Esto a causa de los incentivos a la formalidad que otorga a las empresas de autotransporte de carga.
Desde 2002, los transportistas debidamente registrados ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) pueden acreditar el 50 por ciento de lo que desembolsan en el pago de casetas contra el Impuesto Sobre la Renta.
De acuerdo con el Informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública del Tercer Trimestre de 2013, 85 por ciento de esta cantidad corresponde al incentivo relacionado con el pago de peajes.
Los 3 mil 800 millones de pesos parecen no haber tenido un impacto sobre la formalidad del sector, pues el 70 por ciento de los permisionarios del autotransporte de carga son informales, de acuerdo con la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar).
Refugio Muñoz, director de Canacar, admitió que el incentivo a la utilización de la infraestructura carretera de cobro beneficia más a las empresas grandes y establecidas que ya pagan impuestos, porque los otros transportistas prefieren utilizar las carreteras libres de cuota en vez de las autopistas, por lo cual casi no pagan casetas.