Staff
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- En México los refugiados encuentran solidaridad y la oportunidad de restablecer sus vidas, señaló la subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, Mercedes del Carmen Guillén Vicente.
En un evento en la Segob, refrendó la determinación del Gobierno Federal de continuar con una política de “puertas abiertas” para aquellas personas y sus familias que enfrentan situaciones de extrema adversidad y abandonan su patria en busca de protección y una vida digna.
“México es una nación solidaria y es convicción firme del Gobierno que así siga siendo en el futuro”, subrayó la funcionaria en el marco de las celebraciones del Día Mundial del Refugiado 2014.
La subsecretaria sostuvo que la política de apertura de nuestro País no obedece ni está sujeta a coyunturas, y llamó a tomar conciencia y acciones consecuentes con la agenda internacional, ante el creciente número de personas que se ve obligada a abandonar sus países.
En tanto, la coordinadora general de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, Sandra Velasco, informó que en lo que va de la Administración se ha reconocido a 400 extranjeros su condición de refugiados u otorgado la protección complementaria.
Durante el evento se entregaron de manera simbólica tarjetas migratorias a refugiados y se firmó un Convenio de Concertación de Acciones con la Fundación Por Niños de la Calle, con el que se dará atención prioritaria a los niños no acompañados que se encuentran en el País.
A través de la Casa de Transición hacia la Vida Independiente de esta fundación, se consolidará el apoyo y la ayuda especializada en materia educativa, de protección social y empleo.