Por Silvia Garduño
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia, destacó la tendencia a la baja en el número de quejas contra las fuerzas armadas.
Durante la presentación del Programa Nacional de Derechos Humanos, el ombudsman reconoció la labor del Gobierno Federal en materia de derechos humanos.
La reducción de casi 50 por ciento de las quejas contra el Ejército entre 2012 y 2013 implica, dijo, un compromiso que va más allá del discurso y se traduce en realidades.
Ante el Presidente Enrique Peña Nieto precisó que si la tendencia se mantiene, las quejas contra el Ejército serán a finales de 2014 tan sólo una cuarta parte de lo que se observó durante el último año de la Administración de Felipe Calderón.
Asimismo, Plascencia refirió que hay una “clara tendencia” a la baja de las quejas por tortura y por tratos crueles, inhumanos y degradantes, de 30 por ciento entre 2012 y 2013.
Por otra parte, el ombudsman aplaudió que el Gobierno Federal aceptará en su totalidad las recomendaciones que emite la institución.
El funcionario señaló como pendientes la atención a familiares de desaparecidos, migrantes, reclusos así como garantizar justicia.
El discurso de Plascencia contrasta con lo referido recientemente por los Relatores de Naciones Unidas sobre Desapariciones Forzadas y sobre Tortura.
En su informe sobre México, el Relator sobre Desapariciones Forzadas, Christof Heyns, advirtió que los asesinatos y la impunidad de la guerra contra el narco emprendida el sexenio pasado continuaban en la Administración de Peña Nieto, en parte porque prevalece un enfoque militarista sobre la seguridad.
En tanto, el Relator Especial sobre la Tortura, Juan Méndez, refirió que la tortura era una práctica generalizada en el País y sostuvo que habría que mirar con reserva la baja en el número de quejas ante la CNDH.