Por Édgar Sánchez
AGENCIA REFORMA
CULIACÁN.- Los 18 municipios de Sinaloa cerraron 2013 con una deuda pública de mil 700 millones de pesos, lo que representa un incremento del 40 % respecto a lo registrado al cierre del año anterior.
La Auditoria Superior del Estado atribuyó el endeudamiento a la mala planeación presupuestal, a la ineficiente ejecución del gasto y al deplorable ejercicio de rendición de cuentas.
El Congreso de Sinaloa advirtió que los problemas son más graves en 12 alcaldías donde, además, han encontrado múltiples irregularidades en las cuentas públicas.
De acuerdo con cifras de la Secretaría de Hacienda de Crédito Público el endeudamiento reportó un incremento del 40 % de 2012 a 2013 al pasar de mil 176.28 millones a mil 700 millones de pesos.
Los municipios que reportan números rojos son Angostura, Badiraguato, Concordia, Culiacán, Choix, El Fuerte, Guasave, Mocorito, Navolato, El Rosario, San Ignacio y Sinaloa de Leyva.
El 51.6 % del monto total de la deuda lo concentra Culiacán, con 838.3 millones de pesos.
El panista Armando Leyzon, alcalde de Guasave, reconoció que al Municipio le deben 100 millones de pesos de predial que no fue cobrado por la comuna en los últimos cinco años.
Explicó que en el primer semestre de su Gobierno se ha presentado tres denuncias en contra de funcionarios municipales de la pasada administración por desvío y malversación de fondos que ascienden a 3 millones de pesos.
“Iniciamos nuestra Administración en un escenario económico difícil. Es muy lamentable que las administraciones pasadas se hayan endeudado irresponsablemente”, refirió el edil.
“En las auditorías se han encontrado múltiples irregularidades cometidas por funcionarios municipales, así como el mal uso de esos recursos”.
Leyzon reconoció que carecen de infraestructura para recuperar los recursos perdidos en el cobro de agua y predial.
Miguel Calderón, alcalde Navolato, reportó por su parte un adeudo de 20 millones de pesos tan solo por agua potable y alcantarillado, es decir, el 27% de la deuda total contraída, que asciende a 75 millones de pesos.
“Tenemos a los proveedores detrás para que les paguemos, pero no tenemos liquidez. Tenemos usuarios que no han pagado el agua o el predial en 10 años y están ahogando las finanzas”, dijo el edil.
Se espera que en los próximos días los 18 alcaldes firmen un convenio con el Gobierno de Sinaloa para el cobro del impuesto, con lo que se podrían captar este mismo año hasta mil 922 millones de pesos del Impuesto Predial Urbano.