Banner

EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- Los esfuerzos que el Gobierno y las autoridades han realizado para incrementar la inclusión financiera en México han sido positivos, sin embargo, aún faltan muchos rubros qué atender, pues, a pesar de que ya se realizó la reforma financiera, los resultados no se verán en algunos casos en los próximos años, aseguró la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).
En entrevista con El Universal, Jaime González Aguadé, presidente de la CNBV, aseguró: “Muchas de las modificaciones que se están realizando en el sector financiero por su naturaleza no se verán los resultados en el corto plazo, por lo que tendremos que esperar en ciertos segmentos resultados de más tiempo”.
El directivo señaló que un ejemplo es lo que sucedió en el tema de los “switches bancarios”, es decir, las empresas que permiten que los distintos sistemas de los bancos se intercomuniquen y puedan realizarse los pagos interbancarios.
“Las leyes se promulgaron hace cuatro meses y se esperaría que existieran ya varias empresas operando o por lo menos solicitando la autorización para participar en este negocio, pero la realidad es que ahorita no hay ninguno nuevo y seguimos con los dos que ya estaban funcionando, lo que refleja que los cambios en el sector financiero se llevan su tiempo”, dijo González Aguadé.
Sin embargo, en lo que las modificaciones a las leyes y a los sistemas del sector surten sus efectos una buena parte de la población no tiene acceso a los servicios financieros, donde, de acuerdo con algunos estudios privados, suman cerca de 14 millones las personas que no están dentro del sistema financiero.
“Los esfuerzos que hemos realizado son muy positivos, donde 90% de los municipios tienen presencia de algún punto de atención de algún intermediario financiero; sin embargo, también es cierto que la penetración del crédito con respecto al PIB es de sólo 25%”, dijo el funcionario.
La autoridad reconoce que cerca de 50% de la población en edad productiva utiliza el sector financiero informal, es decir, aquellos sistemas que no están registrados ni regulados por nadie, lo que pone en riesgo la estabilidad de las finanzas familiares.
Dentro de los pendientes que se tienen que atender está el tema de los corresponsales con instituciones financieras no bancarias, cuya regulación secundaria en espera de ser publicada por parte de la CNBV y que, de acuerdo con el presidente del ente regulador, debería de estar lista en los próximos meses.
“Otro asunto en que hay que poner más atención es el de la cultura del ahorro, ya que existen varios programas sobre el crédito, pero muy pocos para fomentar el ahorro, además del ahorro obligatorio que tienen los trabajadores en su Afore”, mencionó el ejecutivo.
No obstante, destacó que los esfuerzos que se están llevando a cabo por parte, no sólo de las autoridades, sino de los privados, están comenzando a notarse en una mayor presencia de nuevos intermediarios, que están ofreciendo más productos al público.
González Aguadé agregó: “El foro de inclusión financiera que estamos llevando a cabo es para analizar qué se está haciendo en otros países y tomar algunas experiencias y compararlas con lo que estamos llevando a cabo nosotros, porque claramente hay mucho trabajo por hacer”.