Banner

Por Luis Fernando Lozano
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El Gobierno Federal pagaba hace un año renta por el uso de 2 mil 12 inmuebles, con una superficie total de aproximadamente 3 millones de metros cúbicos y un costo anual de 2 mil 103 millones de pesos.
De acuerdo con el Programa de Control y Aprovechamiento Inmobiliario Federal, elaborado por el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (INDAABIN), el 42.3 de los espacios arrendados se utilizan como oficinas con atención al público, 21.3 para oficinas administrativas, 9.5 como bodegas y 26.9 en otros usos.
“En los últimos cuatro años el gasto total anual del sector público destinado al arrendamiento de inmuebles particulares para uso público se ha mantenido por encima de los 2 mil millones de pesos como gasto corriente, sin que éste contribuya a incrementar y mejorar el Patrimonio Inmobiliario Federal y Paraestatal”, advierte el programa.
El Indaabin, señala, debe consolidar una política que permita aprovechar en forma óptima los inmuebles federales y utilizar en forma eficiente los tomados en arrendamiento, para reducir el número de éstos y contribuir a la racionalización del gasto público.
Respecto a la adquisición de nuevos inmuebles, subraya que debe estar justificada por la inexistencia de otros que cubran la necesidades requeridas de espacio.
“Los responsables inmobiliarios de las dependencias tienen que hacer constar que no existen bienes inmuebles federales disponibles o que los existentes no son adecuados o convenientes para los fines requeridos”, apunta.