Por Juan Arvizu Arrioja
y Alberto Morales
EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- La División de Gendarmería quedó cabalmente formada y obtuvo la autorización para activar cinco mil plazas, a cuya nómina están destinados mil 111 millones de pesos. A su vez, capacita con beca hasta cinco mil cadetes, y ejercerá gasto para la adquisición de 10 mil armas y la de cuarteles móviles, reportó la Secretaría de Gobernación (SEGOB) al Congreso de la Unión.
La SEGOB notificó que la estructura de la División de la Gendarmería Nacional consta de un comisario general, un comisario jefe, tres comisarios, 17 inspectores generales, 12 inspectores jefe, 11 inspectores, 48 subinspectores, 48 oficiales, 210 suboficiales. Además integra tres mil 577 plazas de policías de categoría primero, segundo y tercero. La Policía Federal apoyó con mil 72 plazas de nivel de policía tercero, y con ello se completó su fuerza íntegra.
El informe de la Gendarmería indicó que su presupuesto actual modificado es de dos mil 93 millones de pesos, de los cuales mil 111 corresponden a la creación de nuevas plazas; 739 millones para cubrir las becas de los cadetes en capacitación, entre otros rubros.
Dio cuenta de que el órgano desconcentrado de la SEGOB tiene un techo presupuestal de 818.8 millones de pesos para adquirir materiales y suministros, entre los que se incluyen uniformes, accesorios, prendas de protección, combustibles y alimentos.
Las sedes de capacitación de cadetes se encuentran en San Luis Potosí, Sonora, Veracruz, Chihuahua y Sinaloa, y tienen un presupuesto de 950 millones de pesos, reportó la Secretaría de Gobernación a la Cámara de Diputados en el informe que debía entregar a más tardar el 30 de junio, según el Presupuesto de Egresos de la Federación.
Para 2014, la Gendarmería cuenta con 329 millones de pesos para adquirir vehículos, caballos, 10 mil armas, cuarteles móviles, así como sus equipamientos y mobiliario.
SEGOB informó que los cuarteles móviles son necesarios para el despliegue de la nueva división de la Gendarmería, y en ello se tiene programado un gasto de 250 millones de pesos, a ejercer en este año. Describió que esas instalaciones contarán con dormitorios, oficinas de centro de mando, cocinas y comedores, regaderas y sanitarios, centro de comunicaciones, lavandería subestación, barda perimetral, puntos de vigilancia y depósito de armas.
En el renglón de vehículos sólo reportó que se han emprendido acciones para adquirir casi 44 millones de pesos, y se prepara la compra de caballos cuarto de milla y españoles, con una inversión de 36 millones de pesos.

Academias
Las academias regionales de la Gendarmería ocupan espacios a los que se hicieron adecuaciones en la Academia Superior de la Policía Federal, en San Luis Potosí; en la Academia Regional Noroeste de Ciudad Juárez; en la Academia Regional Centro de la Ciudad de México; y se avanza en proyectos en Chiapa de Corzo y en Jalisco.
Una vez que los integrantes de la División de Gendarmería inicien sus operaciones, tendrán instalaciones de alojamiento en el Centro de Mando de la delegación Iztapalapa, en el DF, detalló el reporte, que turnó la Comisión Permanente a la Cámara de Diputados.
Recientemente, el comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, informó que la nueva Gendarmería Nacional, que iniciará operaciones a finales de julio, se encargará de garantizar la seguridad de los “ciclos productivos” del campo, la industria y la minería.
Rubido puso como ejemplo la protección de zonas mineras, el levantamiento de cosechas o los traslados de materias primas.
“No va a tener tareas de protección para con empresas particulares, sino ciclos de producción”, indicó.
El comisionado general de la Policía Federal, Enrique Galindo, explicó que su ubicación será “estacional” y que se trabajará en coordinación con cámaras empresariales para saber cuáles son las necesidades de seguridad.
“Si percibimos que en la cosecha de tomate hay presencia de grupos delincuenciales que pretendan extorsionar a productores, en ese momento va a estar ahí la gendarmería”, explicó Rubido.
La gendarmería es uno de los grandes proyectos en materia de seguridad del gobierno del Presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.