Banner

Al momento de ser detenidos estaban armados; confesaron 8 homicidios

Por Javier Camacho
TRIBUNA
Desde el pasado mes de febrero venían operando en la colonia Alameda, Villa Bonita y el poblado de Cócorit, la banda de homicidas capturada por la Policía, integrada por varios individuos, entre ellos una mujer y los cuales confesaron ocho asesinatos, a cuyas víctimas mataban aplicándole un torniquete en el cuello.
El procurador de Justicia, Carlos Navarro Sugich, dio a conocer que los presuntos homicidas son Jonathan Alexis Villegas Cruz, de 21 años, de Empalme; Carlos Humberto Talamante Córdoba, de 18; Luis Lorenzo Flores Domínguez, de 29; César Orlando Mendoza Hernández, de 19 y Jesús Alberto Villalobos Martínez, de 22.
Asimismo, Daniela Carolina Hernández López, de 22 años; Abel de Jesús Gutiérrez Mazón, de 18, al igual que Antonio Valenzuela Velarde, quien al momento de su captura traía un arma de fuego calibre 9 milímetros y 116 cartuchos útiles.
Se dijo que los tipos confesaron haber dado muerte el 7 de febrero a Ángel Hilario Valenzuela Holguín, de 23 años y el 23 de mayo a Manuel Óscar Castro Terán, de 42, a los cuales les aplicaron un torniquete en el cuello y fueron localizados en el Canal Bajo.
A José de Jesús Salas Murillo, de 37 años, lo mataron a balazos el 3 de junio, mientras que a Jesús Medina Gardea, de 17 años, lo desmembraron, cuyos cuerpos también dejaron en el Canal Bajo.
Los hoy detenidos participaron en el crimen el pasado 24 de junio de Adán Antonio de Dios Rubalcaba, de la colonia Cajeme, cuyo cadáver encontraron en el arroyo El Bachoco.
A Fernando Alán Verdugo Duran, de 25 años, lo estrangularon con un torniquete, el 29 de junio y fue descubierto cerca del IMSS de Cócorit.
La misma suerte corrió Salvador Ayala Piñón, de 28 años y Verónica Esperanza Mendoza Espinoza, encontrados muertos el 30 de junio, en la colonia Ampliación Alameda.
Por el delito de homicidio calificado podrían alcanzar una penalidad que va de 25 a 50 años de prisión y por asociación delictuosa la penalidad es de 3 a 8 años de prisión.