Banner

Por Rosa Castro
AGENCIA REFORMA
MONTERREY.- La tecnología mexicana dedicada a la impresión flexográfica, utilizada en sistemas de empaque para diferentes industrias, supera en cantidad y calidad a la utilizada en Estados Unidos y está a la par de la Unión Europea, afirmó Juan Pablo Bernal Cuevas, director de ventas y mercadotecnia de la división de empaque DuPont Cyrel.
Junto con el offset, la serigrafía y el rotograbado, la flexografía es una técnica de impresión en relieve, utilizado en superficies de papel y película plástica, sobre todo en productos comerciales como envases, cajas de cartón corrugado, bolsas de papel y plástico, servilletas y papel higiénico, además de etiquetas para diferentes frascos y botellas.
La fuerte influencia europea, en especial la de Alemania y España, principales fabricantes de prensas en el mundo, ha permitido que los sistemas de imprenta nacionales superen a sus similares extranjeros.
“Si comparamos calidad impresa en México con Estados Unidos, estamos mejor. Con Europa estamos igual que algunos países, y con el resto de América Latina, que tienen más influencia de Europa, estamos a la par y en muchos casos mejor. México es un buen referente en la impresión de empaque en flexografía”, apuntó el directivo de DuPont.
Añadió que en México se producen alrededor de 2 millones de pies cuadrados de placas para flexografía en un año, superando a países de América Latina, cuyo tamaño es de 500 mil pies cuadrados, además de ser líder en innovación para su producción.
“El mercado ha crecido desmesuradamente, cuando comenzó el boom digital en 1995 teníamos en México un volumen de alrededor de 700 mil pies cuadrados, mientras que hoy por hoy son cerca de 3 millones de pies cuadrados. Casi se ha cuadruplicado en 19 años”, destacó Bernal Cuevas.
Este tipo de impresión, uno de los más productivos en la industria del empaque, es muy utilizado en el sector alimenticio, así como en la elaboración de productos como pañales y toallas femeninas.
“Cada vez se requieren cambios más rápidos en la producción de empaques, y con el método de la flexografía se pueden cambiar las placas de impresión en un menor tiempo, lo que garantiza mayor productividad”, comentó.
En el País, la industria se concentra principalmente en la Ciudad de México y sus alrededores; en Monterrey y Guadalajara, con convertidores como Tetrapack, y en el Bajío.