En recompensa a quien denuncia se le condona 30 por ciento de su factura eléctrica


Por Alejandra López

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- Castigar con multas el robo de electricidad y premiar a quienes denuncien estas prácticas son las propuestas que funcionarios de la empresa sudcoreana Kepco hicieron a funcionarios de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

En ese país, estas acciones fueron claves para lograr reducir las pérdidas de 41.7 % que tenían en 1957 a 3.7 % en 2013, el valor mínimo técnico que puede alcanzarse a nivel mundial.

Un especialista de la empresa eléctrica oriental, señaló durante un seminario, que la empresa castiga a quien robe electricidad con un aumento de entre 30 y 50 veces del monto de su recibo.

En recompensa, a quien denuncia se le condona 30 % de su factura eléctrica.

CFE señaló recientemente que se pierde 14.6 % de la electricidad en promedio nacional por robo o por operación de la red, aunque este porcentaje aumenta hasta 27 por ciento.

Kepco señaló que le tomó 52 años llegar al nivel actual mediante la colocación de medidores y de transformadores, pues en esos años la mitad de la población sudcoreana no contaba con un equipo de medición.

Para esta empresa, cada punto porcentual de energía perdida representa 400 millones de dólares, por lo cual es de vital importancia reducirlo al mínimo.

Por eso, las empresas que inicien un nuevo proyecto para Kepco, tienen que incluir un plan de pérdidas.

También cuenta con sistemas de monitoreo remoto y de vigilancia que le permiten un mayor control.