Banner

Staff
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La nueva unidad de minas de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) atenderá 15 conflictos relacionados con propiedad y contratos.
“Se tratan de conflictos jurídicos que se han ventilado ya en tribunales y la sentencia ha derivado en tribunales en algún tipo de sanción”, expresó Jorge Carlos Ramírez Marín, titular de la SEDATU.
Los conflictos detectados son derivados de inconformidades de comunidades por contratos mineros que firmaron las autoridades, así como incumplimiento de parte de las empresas o de ejidos.
La nueva unidad estará conformada por más de 50 mil personas, encabezadas por Ricardo López Pescador, que atenderán alrededor de mil 600 contratos de minas sólo en temas de propiedad, añadió.
Ninguna forma los derechos de explotación estarán por encima de propiedad, añadió.
Tamaulipas, San Luis Potosí, Zacatecas, Durango y Coahuila son los estados donde se concentra el 90% del negocio de minas, explicó.

Vivienda, por buen ritmo
Por otra parte, expuso que durante los últimos tres meses el sector vivienda muestra un buen ritmo.
SEDATU tiene reservas territoriales, CONAVI e INFONAVIT garantizan financiamiento vía subsidio y Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) respalda a los desarrolladores, lo que garantiza que el registro no se detenga, comentó.
Nuevo León, Jalisco y la zona del Bajío, dijo, repuntaron en demanda de vivienda.
Sobre el informe de derrumbe de viviendas en Guerrero tras los desastres naturales del año pasado, dijo que el proceso está ya en la última fase, pero omitió dar nombres de las empresas que resultarían responsables por construir en zonas irregulares.
En torno a si en la comunidad El Paraíso, en el Municipio Atoyac, hay incumplimiento de entrega de viviendas y éstas son de dimensiones de 5.5 metros cuadrados, el titular dijo que no entregan viviendas en zona rural de menos de 50 metros cuadrados y mucho menos incompletas.