Staff
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El Observatorio Nacional Ciudadano (ONC) cuestionó, con datos del secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), los diagnósticos del Gobierno Federal sobre la violencia en Michoacán y Tamaulipas.
El pasado 30 de junio, durante la visita de Enrique Peña a Michoacán, el comisionado para ese Estado, Alfredo Castillo, aseguró que las exportaciones en la Entidad son posibles porque ya no hay cobro por derecho de piso o extorsiones.
Sin embargo, en la Entidad hay un aumento significativo en denuncias por el delito de extorsión, que pasaron de 29 incidentes en abril a 55 en mayo, indicó el Observatorio Nacional Ciudadano en un comunicado.
“Lo anterior representa un incremento de 89.66% con lo que la Entidad se coloca en el tercer lugar nacional en denuncias por ese delito”, explicó y precisó que las cifras están actualizadas al 18 de junio de 2014.
Esa misma semana, el 2 de julio, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, visitó Tamaulipas y sostuvo que la violencia y la comisión de delitos en esa entidad había disminuido a 50 días de que se implementó la estrategia de seguridad federal.
“Disminuyó la violencia, los enfrentamientos en las calles, ahora se encuentran de manera aislada”, explicó ese día el funcionario federal.
No obstante, cinco de los ocho delitos de alto impacto en Tamaulipas, como son el homicidio doloso, la extorsión, el robo con violencia, el robo de vehículo y el robo a vivienda presentaron un incremento entre abril y mayo.
“Los casos de Michoacán y Tamaulipas ponen una vez más en evidencia que las declaraciones de la autoridad no corresponden a la realidad que reflejan los números oficiales reportados.
“Las autoridades de todos los órdenes de gobierno están obligadas a dar información clara, comprobable y contundente, particularmente cuando hablan de disminución de la incidencia delictiva”, afirmó la organización.
Expresó su inconformidad en que se difundan cifras falsas a la ciudadanía en materia de seguridad.
“El Observatorio expresa su preocupación en el hecho de que se difundan cifras no oficiales con el objetivo de generar una falsa percepción de seguridad y promover aceptación de estrategias que aún no han arrojado resultados satisfactorios”, señaló.