Por Silvia Garduño
AGENCIA REFORMA
CHIGNAHUAPAN.- Cada año, México pierde un promedio de 155 mil hectáreas de árboles en bosques y selvas.
Sin embargo, se prevé que al finalizar el sexenio el indicador disminuya a 90 mil hectáreas, al pasar la tasa de deforestación anual de 0.24 a 0.20 por ciento, de acuerdo con el Programa Nacional Forestal 2013-2018.
Según el documento, en el País existen 18.3 millones de hectáreas que se han determinado como prioritarias para realizar labores de restauración debido a los procesos de deterioro ambiental.
Por ello se establece como meta sexenal reforestar una superficie de 170 mil hectáreas.
Ayer, en el arranque de la Campaña Nacional de Reforestación 2014, el Presidente Enrique Peña Nieto expuso que para lograr el objetivo se requiere la siembra anual de 190 millones de plantas en todo el País.
Expuso que aún cuando se ha disminuido la tasa de deforestación, persisten números rojos que hay que abatir.
“Hablar de 155 mil hectáreas es aproximadamente la misma extensión que puede tener el territorio del Distrito Federal, para dar dimensión a lo que hoy tenemos que abatir y combatir en la tarea de deforestación”, manifestó.
Acompañado de los secretarios de Medio Ambiente y de Defensa, José Guerra Abud y Salvador Cienfuegos, así como del gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, expuso que el País debe transitar hacia el uso sustentable de los bosques para que beneficien a las comunidades que los habitan y al mismo tiempo, ayuden a combatir el cambio climático.
“(Debemos) hacer de ellos (los bosques) un medio de desarrollo sustentable, es decir, asegurar que en el cuidado de nuestros bosques y en los trabajos que puedan derivar de la industria forestal, podamos tener desarrollo, mejores ingresos para las familias que viven de esta actividad, pero que esto de ninguna manera signifique atentar contra nuestra naturaleza”, advirtió.
El Presidente señaló que una forma de hacer frente al cambio climático es preservando y ampliando las zonas forestales, para lo cual el Gobierno federal trabaja de la mano con los sectores privado y social.
Durante la ceremonia, en la que sembró un pino, Peña Nieto entregó a Moreno Valle el primero de los 32 inventarios forestales que realiza la Secretaría del Medio Ambiente.
Los inventarios forestales, resaltó, permitirán tomar acciones y definir políticas públicas para preservar y ampliar los bosques.
“Lo haremos con cada Entidad, que sepan con qué riqueza natural cuentan y cuál es el compromiso que deben asumir para cuidar de ella”, sostuvo.
Asimismo hizo entrega de reconocimientos a brigadistas forestales, de apoyos a comisariados ejidales y de 13 vehículos de recolección de residuos sólidos a municipios poblanos.
De todos los reconocimientos y apoyos que entregó Peña, solamente dio uno a una mujer: Salvadora Aguilar Segundo, representante del Grupo de Mujeres Comunal San Pablo.