El propósito de la Reforma Energética es que la paraestatal no influya en las licitaciones

Por Alejandra López y Verónica Gascón

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- Contrario a las prácticas internacionales, la Confederación Nacional de Cámaras Industriales (CONCAMIN) propuso que sea PEMEX quien asigne los contratos de exploración y producción que se aprueben en la Reforma Energética y no la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), órgano regulador.

El 9 de julio pasado, el organismo empresarial criticó el papel del órgano regulador en la asignación de contratos.

“Vemos con preocupación que sea la CNH quien vaya a realizar los procesos de licitación y asignar los contratos para la extracción y explotación de hidrocarburos. Creemos que quien debe hacerlo es el propio Pemex con una absoluta transparencia”.

Expertos señalaron que esto no debería ocurrir porque en el mundo se considera que si una paraestatal o ex empresa monopólica es quien concursa, se podrían dar distorsiones en el mercado al ser competidora y autoridad al mismo tiempo.

Severo López Mestre, especialista del Centro de Investigación Espinosa Yglesias (CEEY), señaló que el propósito de la Reforma Energética es que Pemex no influya en las licitaciones, que no sea juez y parte en los concursos.

“El comentario de la Concamin no tiene sentido con lo que se viene analizando de la Reforma Energética”, dijo el especialista.

Antonio Massieu, analista del despacho Santamarina & Steta, señaló que la mejor práctica internacional es que un organismo autónomo sea quien adjudique los contratos, como la CNH.

Promover un régimen donde Pemex es quien concursa y adjudica sería regresar al modelo que se está intentando dejar, añadió.

Francisco Funtanet, presidente de la Concamin, declinó a opinar sobre el tema.