Banner

Por Rachel García Vega
TRIBUNA
Dirigentes de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO) y del Centro Empresarial de Ciudad Obregón, coincidieron en que la aprobación de la Ley Federal de Telecomunicaciones, traerá importantes beneficios para el País.
En ese sentido el presidente de CANACO Arturo Knapp Ramos, dijo que ello permitirá a partir del 2015 eliminar el cobro de larga distancia y ampliar los servicios de Internet y banda ancha, en beneficio de los consumidores y de muchas micros y pequeñas empresas.
Manifestó que incorporar a grupos marginados al desarrollo y al empleo era algo impostergable, “ello coincide con las declaraciones hechas por Enrique Solana Sentíes, presidente de la Confederación de Nacional de Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo, en el sentido de considerar necesario fortalecer la autonomía del Instituto Federal de Telecomunicaciones”.
Recalcó que ello dará certidumbre jurídica, incentivará inversiones y generará más empleos formales en el sector, ya que sólo con reglas claras para los competidores en un ambiente de libre mercado podrán garantizarse más beneficios concretos para los usuarios, particularmente en comunidades marginadas del País y no sólo en las grandes ciudades.
Por su parte, Ricardo Sarmiento Tanguay, presidente del Centro Empresarial de Ciudad Obregón, reconoce que con la promulgación de las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones y radiodifusión, se abre un nuevo capítulo en el sector para México, que deberá traer beneficios reales y tangibles para los consumidores, las audiencias y las empresas, y apuntalará el desarrollo y la competitividad del País.
Dijo que se tiene confianza en que la apertura del sector generará más inversiones, mayor competencia -con la participación de nuevos actores-, y un desarrollo más acelerado de la infraestructura y cobertura de los servicios. Asimismo, vemos con satisfacción que se hayan incorporado disposiciones para la protección de las audiencias, que redundarán en contenidos de mayor calidad para todos los mexicanos.
Recalcó que la nueva legislación abrirá también una oportunidad para el crecimiento y desarrollo de las pequeñas y medianas empresas, que necesitan un decidido impulso en su modernización, desarrollo tecnológico e innovación.