Los menores eran tratados como esclavos en un albergue de Michoacán

Por Abel Barajas y Luis Fernando Lozano

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- Fuerzas federales y estatales rescataron ayer a 458 niños y 178 adultos de la casa hogar “La Gran Familia”, en Zamora, Michoacán.

El operativo se realizó luego de recibir 50 denuncias por explotación económica y abusos sexuales.

En la acción policiaca, iniciada a las 9:15 horas, se detuvo a la directora del albergue, Rosa María del Carmen Verduzco, “Mamá Rosa”, y nueve subordinados, quienes son investigados por abuso infantil y privación ilegal de la libertad.

De acuerdo con las autoridades, tanto adultos como menores eran obligados a pedir limosna, a comer alimentos en estado de descomposición y dormir en el suelo en medio de plagas.

Además de que eran víctimas de abusos sexuales, físicos y psicológicos.

“Los bebés que llegaban a nacer dentro de la Casa Hogar eran registrados como hijos de la fundadora, sin permitir a los padres biológicos llevar a cabo su tutela legal, impidiéndoles cualquier decisión sobre ellos, argumentando que los recuperarían al cumplir la mayoría de edad”, dijo Zerón.

“Mamá Rosa” es un personaje muy conocido en Zamora. Su casa hogar, fundada por ella misma en 1947, ha tenido apoyos locales y federales, los políticos la buscaban para la foto durante las campañas e incluso un coro de la escuela participó en la inauguración del Centro Fox, en 2008, invitados por el ex Presidente y su esposa Marta Sahagún.

Ayer, el Procurador Jesús Murillo y el gobernador michoacano Salvador Jara informaron en rueda de prensa, en el DF, del operativo.

Estuvieron acompañados del jefe de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón, del titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), Rodrigo Archundia Barrientos, y del comisario de la Policía Federal, Antonio Garza García.

El operativo, según las autoridades, se realizó después de varios intentos de ingresar al inmueble sin éxito por parte de integrantes del Club de Rotarios y de la Comisión de Género del Congreso estatal.

Murillo Karam informó que la Secretaría de Gobernación y el Sistema DIF Nacional brindarán apoyo psicológico y jurídico a las víctimas, además de que buscarán trasladarlos a otros albergues para ser atendidos.