Banner

Por Alejandro Olivares
AGENCIA REFORMA
MONTERREY.- A más de un año del desplome de los precios del oro y plata, estos metales preciosos no han podido recuperarse y distan de alcanzar los niveles a los que cotizaban a fines del 2012.
De los dos metales, la plata ha sido la más golpeada y en junio, el precio en el que se colocó fue de 18.8 dólares, tan sólo 1.6% por encima del mínimo alcanzado en todo el 2013, de 18.5 dólares, según datos del Servicio Geológico Mexicano (SGM).
En cambio, el precio del oro no ha vuelto a bajar del piso de los mil 200 dólares por onza, salvo en diciembre del 2013, cuando tocó el mínimo de mil 195 dólares.
Fernando Bolaños, analista bursátil de Grupo Monex, explicó que esto se debe a los diferentes usos que tienen ambos metales.
“En el oro hay otro tipo de demanda, que no depende del crecimiento económico, y la plata es un bien que pudiera ser tanto de uso industrial como metal precioso”, señaló.
La demanda de plata para uso industrial representa cerca del 53% de su demanda total, y es utilizada como conductor en apagadores, contactos y fusibles gracias a sus propiedades para la transmisión de electricidad, refirió Bolaños.
Añadió que debido a la desaceleración que ha enfrentado la economía a nivel mundial, el uso industrial de este metal ha sido golpeado y por eso sus precios se han mantenido deprimidos a un mayor grado que los del oro, cuyo uso principal es en joyería y orfebrería, sector que no se ha visto afectado por los bajos precios de los metales.
En México, el valor de las ventas de los productos de orfebrería y joyería de metales y piedras preciosas aumentó en un 16.09% anual en el primer trimestre de este año, según información del INEGI.
En tanto que la producción de plata durante el primer trimestre del 2014 fue de mil 133.99 toneladas, una baja anual de 2.09 por ciento.
Sin embargo, el efecto de sus precios deprimidos se evidenció en una mayor caída en el valor de la producción, del 43.37% anual, al alcanzar los 9 mil 885 millones de pesos.
Bolaños refirió que la variación de precios en la plata fue de 32% negativa.
En cambio, en el oro, la caída de 37.26% del valor de la producción estuvo más asociada con un desplome del 14.46% en el volumen de extracción.
Los precios deprimidos de ambos metales han golpeado a la industria minera, y en México esta situación se ve acentuada por la imposición de nuevos gravámenes sobre la utilidad minera.
“Esto, junto con la caída de precios, ha comenzado a mostrar indicadores negativos, en especial se ha afectado negativamente la inversión en exploración”, manifestó Norberto Zavala Medellín, presidente de la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México, capítulo Nuevo León.