Octavio Chávez Peñúñuri

PRIMERA PARTE
En el informe semanal del Vocero Oficial de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que corresponde al periodo del 30 de junio al 4 de julio de 2014, se pueden ver interesantes noticias, iniciando con una nota relacionada con las finanzas públicas de México en los primeros cinco meses de este año, continúa diciendo que la actividad del sector de la construcción en abril presenta un ligero avance respecto a marzo, que al 27 de junio de 2014 las Reservas Internacionales rebasan los 190 mil mdd, nuevo máximo histórico, que al pasado mes de mayo las Remesas ligan su décimo incremento anual de manera consecutiva, así como otras noticias que a continuación presentamos.

Finanzas Públicas sanas para un crecimiento económico sostenible
Como se ha señalado en reiteradas ocasiones, para la Administración del Presidente de la República, el crecimiento económico de México no es un fin sino un medio para estimular el desarrollo, abatir los índices de pobreza y lograr que se alcance una mejor calidad de vida para la población. Es por ello, que el Gobierno de la República se ha dado a la tarea como un eje de política, la de alcanzar un México Próspero por medio de un crecimiento sostenible e incluyente que impulse el desarrollo integral y equilibrado de todos los mexicanos.
Para lograr este propósito se fijó como uno de los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 el de mantener la estabilidad macroeconómica del País, mediante finanzas públicas sanas, el fortalecimiento de los ingresos del sector público y un ejercicio eficiente de los recursos presupuestados, todo ello en un entorno de transparencia y rendición de cuentas. Bajo este contexto, el 30 de junio de 2014, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público presentó la información preliminar sobre la situación financiera y la deuda del sector público al mes de mayo de 2014. En seguida se pueden ver los principales resultados:

Balance Público
En apego a las metas aprobadas por el H. Congreso de la Unión para el ejercicio fiscal 2014, al pasado mes de mayo el balance público tuvo un déficit de 91.7 mil millones de pesos, en tanto que el balance primario mostró un déficit de 26 mil millones de pesos. Excluyendo la inversión de PEMEX, el balance público tuvo un superávit de 58 mil millones de pesos. Por otra parte, los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) alcanzaron la suma de 138 mil millones de pesos.

Ingresos presupuestarios del Sector Público
El Presidente de la República, desde el inicio de su mandato, uno de sus propósitos fue el de fortalecer los ingresos del sector público para aumentar la capacidad financiera del Estado, hacer más justa y equitativa la estructura contributiva y mejorar la distribución de la carga impositiva. Se espera que la Reforma Hacendaria que se aprobó el año 2013 represente un paso fundamental para alcanzar estos objetivos. De esta manera, en el lapso enero-mayo 2014 los ingresos presupuestarios del sector público alcanzaron la suma de 1 billón 610 mil millones de pesos, lo que significa un aumento de 3.2% en relación a los obtenidos en el mismo periodo del año 2013. Dicho comportamiento es debido principalmente a:

Que hubo mayores ingresos tributarios no petroleros, los cuales alcanzaron 800 mil millones de pesos, y superaron en 8.7% en términos reales a los obtenidos durante el mismo lapso del año 2013. Dicho aumento se originó por una mayor recaudación del IEPS (35.8%), IVA (20.3%) y del ISR (10.1%). Particularmente, en el mes de mayo, se observa que los ingresos tributarios crecieron 15.2% real anual una vez ajustados por el efecto del programa “Ponte al Corriente”.

Ingresos superiores de las entidades de control presupuestario directo diferentes de PEMEX. Estos ingresos tuvieron un incremento de 5% respecto a los primeros cinco meses del año 2013, logrando alcanzar los 245 mil millones de pesos. El crecimiento se debió principalmente a mayores ventas de energía eléctrica y a aumento de los ingresos del IMSS por cuotas a la seguridad social.

Una caída de los ingresos petroleros. En el citado periodo enero-mayo se situaron en 491 mil millones de pesos y disminuyeron en términos reales en 0.5% a los del mismo periodo del año anterior. Esta disminución se originó por una producción menor de petróleo (1.9%) y gas natural (1.6%), así como a un bajo precio promedio de exportación de la mezcla mexicana de petróleo (92.8 dólares por barril (dpb), comparado con 100.8 dpb en el mismo lapso del año 2013). La situación anterior fue compensada de forma parcial por un precio mayor del gas natural que fue 31.2% más alto al registrado en 2013.