Más de 5 mil menores han sido retornados a su lugar de origen por aire

Por Silvia Garduño
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Al menos 31 millones de pesos han sido erogados este año por el Instituto Nacional de Migración (INM) en repatriaciones de al menos 5 mil 253 niños y adolescentes migrantes que viajan solos.
El organismo desconcentrado de la Secretaría de Gobernación ha determinado que todas las repatriaciones de menores no acompañados deben hacerse vía aérea en vuelos comerciales, y no en autobuses desde Tapachula, como ocurre con el resto de la población centroamericana indocumentada.
Elva Cárdenas, directora de Protección a la Infancia del DIF Nacional, señaló que las repatriaciones aéreas han sido impulsadas durante este sexenio.
“A partir de esta administración del Presidente Enrique Peña Nieto los niños van en avión, eso es muy importante”, destacó en entrevista.
De acuerdo con el INM, en lo que va del año México ha repatriado a 10 mil 505 menores migrantes, de los cuales más del 50 por ciento lo hacían sin la compañía del adulto.
El costo de un boleto de avión desde la Ciudad de México a las ciudades como Guatemala, San Salvador, Tegucigalpa o San Pedro Sula oscila entre los 6 mil y los 9 mil pesos, sólo ida.
Si al menos 5 mil 253 menores han sido repatriados vía aérea, y tomando el costo más barato de los vuelos de avión, en los primeros seis meses del año el INM habría erogado como mínimo 31 millones 518 mil pesos en vuelos que trasladan menores.
Sin embargo, el gasto de las repatriaciones de menores de edad es todavía superior, puesto que los niños y adolescentes son acompañados durante el vuelo por agentes federales del INM, denominados Oficiales de Protección a la Infancia (OPI), a quienes se les pagan vuelos redondos.
En este sentido, la repatriación de un sólo niño que vaya acompañado por un OPI puede costar más de 12 mil pesos.
A diferencia de los niños y adolescentes no acompañados, los menores de edad que viajan con algún familiar son deportados vía terrestre desde la Estación Migratoria de Tapachula, Chiapas.
Antes, las repatriaciones de menores se hacían en autobuses, siguiendo lo establecido en el Memorandum de Entendimiento entre los Gobiernos de México, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua para la repatriación digna, ordenada, ágil y segura de nacionales centroamericanos migrantes, vía terrestre.
Según el INM, mientras los menores son resguardados en albergues del DIF o en las estaciones migratorias, se acredita su identidad y nacionalidad para que los cónsules tramitan la documentación correspondiente y posteriormente se compran los boletos de avión para retornarlos lo más pronto posible a sus países de origen.
La mayoría de los vuelos salen del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y del Aeropuerto de Tapachula; sin embargo, también han salido vuelos con niños migrantes de ciudades del Norte del País, como Monterrey.