Banner

Por Cristopher Sainz
AGENCIA REFORMA
LORETO.- Su pasado y presente van de la mano de la discriminación y abusos.
Le han puesto la tilde de “hombre lobo”, lo apedrearon en la escuela por tener una condición hereditaria llamada hipertricosis y, para ganarse la vida, ha tenido que trabajar en “freak shows” y circos, donde el morbo de la gente ha solventado sus gastos.
Su nombre es Jesús Manuel Fajardo Aceves, un zacatecano de la población de Loreto, y sus manos muestran la factura de arar la tierra. Tener pelo en la cara lo ha llevado a aparecer en Natgeo y viajar por el mundo para dar a conocer su extraña condición.
“Cuando era niño yo no quería salir de la casa, me quería esconder, me ponía una camisa en la cara para taparme, pero eso era peor, le llamaba más la atención a la gente y al final me di cuenta que debía aceptarme como soy y que debo de echarle ganas”, comentó.
Las últimas noticias de niños acosados y el hostigamiento que vive su hija menor en la primaria, lo han cargado de valor y por eso este hombre de 40 años busca crear conciencia de que el respeto es básico y que abusar de los débiles o diferentes es un acto poco presumible.
“A mi hija le dicen la niña loba, peluda, a un sobrino también hace poco le hicieron el feo para el baile de su graduación, ninguna niña quiso ser su pareja y estaba muy triste, no queda de otra más que decirle que tiene que echarle ganas y que esto es lo que nos tocó vivir”, refiere.
Al caminar por la calle, los ojos de la gente no lo pierden de vista.
Han pasado los años, superó una etapa de alcoholismo, pero no deja de soñar con que la gente lo mire como una persona y no como un “extraterreste”.