Staff
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) indaga el caso del albergue La Gran Familia de Zamora, Michoacán, en donde presuntamente se cometieron abusos contra internos.
Según un comunicado, tras la liberación de 596 personas del albergue la CNDH da seguimiento a la atención que reciban y su destino final.
“De acuerdo con información recabada por personal de la CNDH, testimonios de testigos y de víctimas menores de edad que se encontraban en el albergue, señalan la existencia de abusos, maltratos físicos, alimentos en mal estado, e incluso que había un cuarto de castigos donde los internos eran obligados a permanecer por horas y sin alimentos”, menciona el organismo.
Además, se informó que los rescatados del albergue declararon ser víctimas de abusos y algunos padres de internados en la casa señalaron que desde hace meses se quejaron de las condiciones en que vivían sus hijos y pese a su solicitud de que los devolvieran, los directivos del albergue no los querían regresar.
Ante la situación, informó el boletín, visitadores adjuntos y peritos psicólogos de la CNDH se trasladaron a Zamora para conocer los testimonios y dar seguimiento a las investigaciones, así como para brindar apoyo psicológico a las familias y víctimas que lo requieran.