Abogan en Estados Unidos por ex militar preso en el penal de El Hongo, en Tecate

Staff
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La presión para que el Gobierno mexicano libere al ex marine Andrew Tahmooressi crece en Estados Unidos.
A inicios de julio, 71 congresistas enviaron una carta al juez federal que lleva el caso, Víctor Luna Escobedo, en la que piden la liberación inmediata del soldado norteamericano, arrestado a finales de marzo por cruzar la frontera con un fusil de asalto y otras armas, y preso en el penal de El Hongo, en Tecate, Baja California.
Republicanos presentaron en junio en la Cámara de Representantes dos iniciativas en las que plantean que México “debe” liberar inmediatamente al veterano de la guerra en Afganistán e incluso piden sancionar al País hasta que el sargento de 26 años de edad salga de la cárcel.
La cadena de televisión Fox lanzó una campaña a favor del estadounidense, a cuyo caso le ha dedicado una amplia cobertura en la que ha vertido críticas al sistema de justicia mexicano. Ileana Ross Lethinen, confió en una entrevista reciente con ese canal en que Tahmooressi será liberado en breve. “El Gobierno mexicano se dio cuenta de que eligió una mala apuesta al meterse con él”, dijo la congresista.
En Facebook se han creado una decena de páginas que piden la liberación de Tahmooressi. Desde estos sitios, uno de ellos con más de 10 mil seguidores, se ha convocado a llamar o escribir a los congresistas de todo el País para solicitar que se unan a las exigencias al Gobierno mexicano. También a colocar un listón amarillo en las casas en apoyo al militar.
El 9 de julio se llevó a cabo una audiencia del juicio en la que según el abogado del estadounidense, Fernando Benítez, quedó claro que Tahmooressi se equivocó y no era su intención cruzar la frontera.
Dijo que los derechos humanos del sargento fueron violados, al ser retenido por más de siete horas sin asistencia consular y sin que fuera apoyado por un traductor.
Benítez también aseguró que hubo otras irregularidades en la detención. Explicó que el documento en el que el director de la aduana autoriza la revisión de su cliente está fechado tres días antes del 31 de marzo, día de la captura.
La PGR ha dicho que Tahmooressi ya había cruzado la frontera con México en tres ocasiones anteriores.
En un boletín difundido en junio, dijo que el soldado había intentado escapar de prisión y que se habían respetado sus derechos humanos en todo momento.
Incluso difundió fotografías de la autopista por la que condujo el ex marine en la que hay múltiples señales que hacen difícil una equivocación de la magnitud de la que cometió el veterano de guerra.
Según los congresistas que han interpuesto las iniciativas en la Cámara de Representantes, Tahmooressi cumplió dos misiones en la provincia de Helmand, en Afganistán, donde fue ascendido a sargento por sus méritos en combate. Alegan que el soldado acababa de mudarse de Florida a California, se perdió en las autopistas y terminó en la frontera.
Los congresistas que piden su liberación argumentan que Tahmooressi necesita tratamiento médico especializado. Dicen que el soldado intentó suicidarse durante su cautiverio en El Hongo.