EL UNIVERSAL
GUANAJUATO.- El ex Presidente Vicente Fox aseguró que la intervención de la PGR en la Casa Hogar La Gran Familia fue la respuesta del Gobierno Mexicano a la presión que Estados Unidos está ejerciendo por la migración infantil; además ofreció su respaldo a Mamá Rosa para que siga adelante con su obra.
Este domingo, el ex Mandatario platicó por teléfono con Rosa María Verduzco en presencia de varios reporteros y durante la conversación la alentó a continuar con el albergue, bajo el apoyo del Centro Fox y la Fundación Vamos México.
Al finalizar la charla con Verduzco, dijo que es mentira 99% de lo expuesto por la PGR sobre La Gran Familia y comparó el hecho con otro Michoacanazo.
Dijo que en “este País se está perdiendo el sentido de justicia, una buena definición fue que esto (el operativo de Zamora) equivalió a un Michoacanazo, porque la autoridad se está acostumbrando a que su tarea es detener, encerrar, ventilar, enjuiciar, sentenciar y después averiguar”.

“EU impuso presión”
Vicente Fox afirmó que el Gobierno de México obedeció a la presión de Norteamérica, que lo están acusando de dejar pasar en “La Bestia” a los migrantes, de que ha sido muy laxo en la frontera sur.
“Me parece que esto fue una respuesta a eso. (Estados Unidos) impuso esta presión, no sólo a México; acabo de estar con Óscar Arias, el Premio Nóbel de la Paz en Costa Rica, acabo de estar con Abel Rodríguez, el ex Presidente de Costa Rica, y todos están igual de molestos, sorprendidos de una presión americana (sic) sin ningún sentido de humanismo, sin ningún sentido de amor a los demás, de respeto a los derechos de los niños”, agregó Fox.
Señaló que EU quizá puede dictar lo que quieran allá adentro, “pero que tampoco nos dicten cómo tenemos que comportarnos acá”.
En ese sentido, en el editorial del semanario católico Desde la Fe, se consideró inadmisible abusar de los migrantes y tratarlos como delincuentes, mediante la complicidad y la corrupción de funcionarios.
En tanto, en referencia a Mamá Rosa, el cardenal Norberto Rivera criticó que la sociedad juzgue y condene a las personas involucradas antes de conocerse plenamente la realidad de su situación.
“Ya mucha gente la quería quemar en leña verde sin saber si ella tenía alguna culpa o no y otros tantos la defendían también, yo no sé si la conocían o no”, dijo.