Por Silvia Garduño
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El subsecretario para América del Norte, Sergio Alcocer, reiteró la preocupación del Gobierno de México por el envío de elementos de la Guardia Nacional a la frontera de Texas como medida para hacer frente a la niñez migrante.
En un enlace telefónico desde Sacramento, donde acompañó al Canciller José Antonio Meade a una gira de trabajo, dijo que esta postura se ha manifestado a las autoridades del Departamento de Estado y al gobernador Rick Perry.
“Desde que se anunció por parte del gobernador Perry la decisión que él tomó de enviar mil efectivos a la frontera, México planteó su posición muy clara en el sentido de expresar su preocupación por esta medida”.
“Es una medida, si bien prerrogativa del Gobierno de Texas, que no conduce a la atención integral que el problema de la migración, muy especialmente la de los menores no acompañados, requiere y merece”, indicó.
La postura mexicana, explicó, es que la atención a este fenómeno debe de darse desde un punto de vista regional, con una visión de mediano plazo, y que incorpore el desarrollo social y económico de los países para su atención y su solución.
“Creemos firmemente en que el envío de estos elementos no contribuye a este sentido, a este diálogo”, insistió.
Por otro lado, dijo que el Programa Frontera Sur anunciado por Enrique Peña Nieto no responde a presiones de Estados Unidos para incrementar la seguridad fronteriza.
Señaló que su respuesta al fenómeno de la niñez migrante ha implicado trabajar con Honduras, Guatemala, El Salvador y Estados Unidos, pues es un fenómeno que debe atenderse de manera regional.
Señaló que este domingo, el gobernador de California, Jerry Brown, quien se reunió con Meade en su gira por California, realizará una visita a México.