Por Diana Baptista
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- México descendió una posición en el ranking anual del Índice de Desarrollo Humano (IDH) 2014 de la ONU, al colocarse en el lugar 71 de 187 países.
Incluso fue superado por Kasajistán, que mejoró sus condiciones de crecimiento y se colocó en el lugar 70.
De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), México registró un índice de 0.756 en una escala del 0 al 1, que representa el valor más cercano al mejor desarrollo humano.
“México, desde décadas atrás, viene mejorando su esperanza de vida, y eso tiene que ver con la expansión de los servicios de salud, con la mejora en la educación, con la expansión en la infraestructura”, explicó Rodolfo de la Torre, coordinador de la Oficina de Investigación y Desarrollo Humano del PNUD.
De acuerdo con el Informe sobre Desarrollo Humano 2014, que será presentado hoy en Tokio, Japón, el País aún se encuentra dentro de la clasificación de naciones con “Desarrollo Humano Alto”, aunque todavía lo superan Costa Rica, Venezuela, Panamá, Argentina, Cuba y Chile.
Al aplicarse el factor de desigualdad, México desciende 13 posiciones en el IDH.
Esto implica que la desigualdad sigue siendo uno de los factores principales en el estancamiento del desarrollo, según la ONU.
De la Torre advirtió que, a nivel mundial, el desarrollo humano presenta una desaceleración como resultado de la crisis económica que afectó el nivel de ingresos desde 2008.
En Latinoamérica y el Caribe, en particular, la tasa de crecimiento anual promedio en el IDH se redujo casi a la mitad durante los últimos cinco años; la caída más importante de todas las regiones del mundo, con excepción de los países árabes.
A pesar de la desaceleración, el índice de la región es de 0.740, por encima de las otras cinco regiones integradas por Europa, Asia del Sur, Asia Oriental, África y los estados árabes.
Sin embargo, al aplicar el factor desigualdad, Latinoamérica y el Caribe desciende de posición, hasta ocupar el tercer peldaño entre regiones.
En el informe titulado “Sostener el Progreso Humano: reducir vulnerabilidades y construir resiliencias”, la PNUD recomienda a los países construir “resiliencia”, a fin de enfrentar y superar crisis que rebasan fronteras.
Para lograrlo, sugiere la provisión universal de servicios básicos, fortalecer la protección social, promover el pleno empleo, invertir en grupos vulnerables, y construir instituciones capaces de responder a las crisis.
“Hay dos instituciones (en México) que ayudan en ese sentido, como el Seguro del Desempleo y el Seguro para Adultos Mayores, que son avances en la dirección correcta.
“La idea es alcanzar un sistema de seguridad social universal todavía más completo”, ejemplificó De la Torre.