Banner

Por César Omar Leyva
TRIBUNA
La Iglesia católica se mantendrá respetuosa a las uniones en matrimonio entre personas del mismo sexo, aun cuando este tipo de relaciones vayan en contra de su doctrina.
Según explicó el padre Rolando Caballero Navarro, el conjunto de verdades de fe profesadas por la Iglesia no aprueba este tipo de uniones como un matrimonio; sin embargo, se respetan por el valor que tiene cada una de las personas que participan en ellas.
Luego de que se diera a conocer que posiblemente en agosto se pueda dar el primer matrimonio gay en Sonora, el vicario episcopal de la Zona Yaqui en la Diócesis de Ciudad Obregón, opinó que para la Iglesia si bien este tipo de acontecimientos pueden generar polémica en la sociedad, la Iglesia mantendrá su postura de respeto y no discriminación hacia quienes tengan tendencias homosexuales.
“Va a ser un momento de opiniones encontradas pero la Iglesia está en la postura de acoger a todos y aceptar a todos como son, como personas que tienen dignidad y que merecen respeto. Pero dejando claro que para la Iglesia no es correcta la unión entre personas del mismo sexo, ni la adopción de niños por parte de éstas”, mencionó.
El también párroco de Santa Teresita del Niño Jesús, en la colonia Benito Juárez, comentó que ningún miembro de la feligresía tiene derecho a discriminar a quienes declaren abiertamente su homosexualidad porque desde el principio de los tiempos Jesús dijo que había venido al mundo para salvar a los pecadores y no a los santos.
“La Iglesia tiene que seguir el estilo de Jesús, no podemos entrar en la conciencia de una persona porque es algo sagrado, pero tenemos que explicar la doctrina católica a los fieles, esa doctrina dice que el proyecto original de Dios para el matrimonio es sólo entre hombre y mujer”, enfatizó Caballero Navarro.