Buscan evitar abusos contra consumidores


Por Rachel García Vega

TRIBUNA

Desde ayer y hasta el 18 de agosto del presente año, la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) reforzará acciones de verificación y vigilancia, por ser el periodo en el que se incrementa más la actividad comercial en la localidad.

Explicó que el programa tiene por objetivo vigilar y verificar que los proveedores de productos y prestadores de servicios relacionados al periodo vacacional, ajusten su comportamiento comercial a lo dispuesto por la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC), se cumpla con lo establecido en las Normas Oficiales Mexicanas (NOM´s), tanto de información comercial, seguridad y prácticas comerciales.

También se verificará que los instrumentos de medición utilización en las transacciones comerciales cumplan con los requisitos metrológicos establecidos en la normatividad aplicable, a fin de proteger los derechos e intereses de los consumidores, y evitar que se afecte su economía.

Recalcó que las acciones de verificación y vigilancia se intensificarán en establecimientos comerciales como: bares, balnearios, tiendas de autoservicio, tiendas departamentales y de conveniencia, aparatos electrónicos (cámaras fotográficas, videos y sus accesorios), venta de ropa, calzado, accesorios de playa, juguetes acuáticos, artículos deportivos parques acuáticos y recreativos, líneas camioneras, líneas aéreas, talleres de reparación de autos, estacionamientos públicos, entre otros.

Explicó que es importante que los proveedores tengan muy en cuenta que para no vulnerar los derechos de los consumidores es fundamental que den a conocer al consumidor el precio y tarifas de los principales productos de temporada (precios a la vista).

Exhiban los precios de los productos y tarifas de los servicios en montos totales a pagar, entregar factura, recibo o comprobante de transacción realizada, respetar las promociones y ofertas anunciadas al consumidor.

Añadió que tratándose de planes o paquetes “todo incluido” el proveedor deberá informar al consumidor de manera clara que incluyen dichos paquetes, el prestador de bienes o servicios no debe realizar condicionamiento o negativa de venta de productos relacionados con temporada vacacional.

Dijo que aquellos que utilicen instrumentos de medición como básculas, reloj checador (en el caso de estacionamientos), entre otros, deberán estar debidamente calibrados y registrados ante PROFECO.

En el caso de bares y restaurantes no pueden condicionar la mesa por el consumo de sus productos, tampoco aplicar consumo mínimo de sus productos, ni exigir propina.

Por ello, la recomendación de la Subdelegación ubicada en el centro de Ciudad Obregón por la calle Chihuahua 169 sur entre Guerrero e Hidalgo, se encuentra en la mejor disposición de atender todas las quejas de manera directa o vía telefónica a los números 415-23-80 y 415-25-88.