Por Silvia Otero
EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- El cártel de “Los Caballeros Templarios” habría percibido ganancias mensuales por alrededor de 14 millones de pesos, sólo del producto de la extorsión a los transportistas de Michoacán, a través de las cuotas que exigía su líder José Trinidad Martínez Pasalagua, a cambio de permitirles trabajar a los concesionarios de rutas.
De comprobarse las acusaciones que la Procuraduría General de la República (PGR) presentó en contra del que hasta ahora era dirigente de la Comisión Reguladora del Transporte (COCOTRA), este sería el monto que recaudaba por los 350 pesos al mes que cobraba a casi 40 mil agremiados en la Entidad.
Aunque otros representantes de los transportistas han asegurado en comunicados emitidos en los últimos días que no eran extorsionados, existe una línea de investigación de la PGR para ubicar dentro del ramo a otros presuntos implicados con la organización criminal en Michoacán.
Martínez Pasalagua, ahora enfrenta proceso penal por delincuencia organizada en su modalidad de delitos contra la salud, ya que se le acusa de pertenecer a “Los Templarios”, al servicio del jefe de la organización, Servando Gómez Martínez, “La Tuta”.
El también ex legislador presuntamente operó para el grupo criminal, y durante los últimos años extorsionó a los concesionarios del transporte en el Estado para entregar las ganancias directamente a “La Tuta”, e incluso colocó en la Cocotra a personas afines a los intereses del cártel.