EL UNIVERSAL

CD. DE MÉXICO.- El activista Javier Sicilia dijo que el video donde dialogan Rodrigo Vallejo, hijo del ex gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, con Servando Gómez Martínez, “La Tuta”, evidencia la corrupción de las autoridades, así como la falta de investigación.

“Este nuevo video en el que se observa a Rodrigo Vallejo, hijo del ex gobernador Fausto Vallejo, con Servando Gómez Martínez ‘La Tuta’, evidencia una gran complicidad y falta de voluntad política para actuar, como dice, hasta las últimas consecuencias. Ahí está el caso de ‘El Chapo’ Guzmán cuando quieren hacer algo, lo hacen”.

Al participar en el Foro Internacional de Política de Drogas, Sicilia afirmó que este evento es bueno, sin embargo, llega tarde porque existen miles de muertos, desaparecidos y personas que tuvieron que dejar sus hogares por la violencia y la inseguridad que genera la política antinarcóticos en el País.

“Es una discusión que llega tarde porque en México se siguen acumulando víctimas producto de la prohibición y de la política de prohibición de drogas”.

“Ahorita que estamos en un ambiente bastante acogedor, hablando suavemente o duramente, no importa, pero en un ambiente distendido. Mientras afuera tenemos 100 mil muertos, se están acumulando 39 desaparecidos, 250 mil a 300 mil desplazados se sigue acumulando”.

En su intervención comparó la inseguridad que existe entre México y Estados Unidos.

Dijo que la realidad entre ambas naciones se asemeja en las personas que viven en las condiciones más precarias.

“Este un tema mexicano pero en Estados Unidos hay otro problema originado por la prohibición. En las comunidades afroamericanas ponen los muertos y ls latinos llenan las cárceles”, mencionó.

Comentó que a pesar de que el Gobierno ha hecho cambios en el combate contra el crimen organizado, uno de las grandes deudas que se tiene es relación a las víctimas por la violencia debido a que el Gobierno no acepta su responsabilidad en el caso y culpa al crimen organizado de ello.

Al dar su postura sobre la legalización de las drogas, Sicilia se mostró a favor, pero aclaró que este proceso debe de ser acompañado de una política de salud en la que se ayude a las personas adictas y no se les criminalice.