Por Federico Osorio Altúzar


ITSON: PUERTA ABIERTA PARA TODOS


En víspera de su primer cincuentenario, y del sexagésimo aniversario si se toma en cuenta a su antecesor Instituto Tecnológico del Noroeste, el ITSON reasume el liderazgo como centro de estudios superiores en la medida que para el rector Roberto Medina Cruz y el cuerpo administrativo no es requisito para ingresar o reingresar a sus aulas, la condición social y económica.
Vuelve en firme sus pasos el ITSON, a sus orígenes, pues sus fundadores lo crearon a imagen y semejanza de la vida socioeconómica en esos tiempos y a las justas aspiraciones que, al paso del tiempo, lo identifican como casa de la inteligencia de puertas abiertas a todo aspirante, sin otro límite que el de la voluntad individual y familiar, y de las ambiciones propias de acceder a la vida profesional mediante el acceso a los bienes y parabienes de la enseñanza media y superior.
Ingreso y permanencia en el "campus" educativo de referencia, como en los de su nivel curricular es el cabal desempeño, el cual se determina por el rendimiento escolar y la conducta dentro y fuera de las aulas. Sin embargo, está de por medio el cumplimiento en la cobertura de pagos y de adeudos, de acuerdo con los reglamentos propios en cada una de las instituciones y según su carácter privado o público.
El Tecnológico de Sonora da flexibilidad a dicho estatus disponiendo, con ese efecto, un programa mediante el cual, la falta de recursos económicos no impide la inscripción, lo mismo que los adeudos del alumno respecto de cuotas reglamentadas no eviten proseguir los estudios.
Nada, es cierto, del otro mundo. Lo importante de esta moción es la forma expedita ante ambas circunstancias derivadas, algunas, de la condición de pobreza manifiesta o comprobable. Así, a quienes ingresan a la institución por vez primera, y carecen de medios financieros, se abre la posibilidad de participar en convenios de pago según plazos determinados. Y en el de quienes cuenten con deudas o compromisos no cubiertos, la administración hace bonificaciones en los intereses no cubiertos en su favor al momento de hacer los aportes de referencia.
El objetivo es el de que nadie, con aspiraciones de ingresar al ITSON, quede reprobado de antemano; con la marca de la discriminación o del impedimento por asuntos financieros.
Además, de puertas abiertas es aquella institución que no pone parámetros inflexibles en lo que se refiere a puntaje requeridos para obtener el ingreso. Resulta un uso y costumbre inveterado el de contener el acceso de aspirantes por la vía de la cantidad de aciertos, sin que se desconozca el sentido equitativo de dicha práctica que, por otra parte y según se sabe, da pie a la inconformidad y las masivas protestas. El ITSON, centro de estudios con puertas abiertas para todos, flexibiliza el método en cuestión y ofrece oportunidades a los aspirantes apremiados por situaciones como las antes mencionadas.
Magníficos precedentes sienta el ITSON, centro de estudios que palpita al ritmo de los nuevos tiempos de la democracia social y educativa. La pobreza, decía el pensador clásico, no es motivo de afrenta. Sí lo es en caso de vivir en ella y con ella, a cuestas. Y lo mismo podría decirse de la ignorancia o de la falta de preparación científica, técnica o en humanidades.
El tecnológico de Sonora, líder en cuanto a ofertas de opciones profesionales, ingresa a los centros de información y formación en los niveles de preparación especializada, con méritos que le hacen merecedor del reconocimiento general por la apertura para el ingreso a su campus y permanecer en él. Asimismo, a fin de egresar con los méritos y aptitudes suficientes para competir y triunfar en buena lid.
Sus egresados se suman al reconocimiento público en favor de los actuales directivos, el Rector Medina Cruz a la cabeza.
http://federicoosorioaltuzar.blogspot.mx