Por Mar Zarrabal
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El poco acceso a soluciones para atender la obesidad mórbida provoca que este tipo de pacientes sigan consumiendo fármacos y el gasto en salud se eleve, de acuerdo con especialistas.
“Los costos que las enfermedades relacionadas con la obesidad podrían ir de 70 mil millones -actualmente, según la Secretaría de Salud- a 151 mil millones de pesos en 2017”, advirtió Luis Encarnación, presidente de Fundación Mídete.
Pese al costo que representan para el País, el Gobierno Federal no ha resuelto este problema y ni ha logrado obtener cifras del mismo.
Se carece de un registro público del gasto que generan las más de 2 millones de personas con obesidad mórbida en el País, de acuerdo con el estudio Evaluación Económica de la Cirugía Bariátrica en México, de 2012, el análisis más reciente sobre el tema.
“Para México, no hay evidencia publicada de cuánto cuesta la obesidad mórbida para el sistema de salud y tal información sería valiosa para el tratamiento y la toma de decisiones de reembolso”, según el análisis.
Por ejemplo, en países como Estados Unidos el costo directo de los pacientes con obesidad mórbida es 60% mayor que el de aquellos con un peso normal, resaltó el estudio.
Aunque se han realizado acciones preventivas y correctivas para esta enfermedad en el País, como la apertura de la Clínica Integral de Cirugía para la Obesidad y Enfermedades Metabólicas hace casi 5 años en el DF y en la que se hacen más de 20 bypass al mes, no es suficiente, aseguró Encarnación.
Incluso, instituciones como el IMSS o el ISSSTE tienen una tasa baja de realización de procedimientos como cirugías bariátricas, por lo que lo conveniente sería que el mismo Gobierno masificara la realización de estas operaciones, acotó el especialista.
Si las dependencias federales invierten en el corto plazo en llevar a cabo este tipo de procedimientos en un mayor número de mexicanos podría generar ahorros de hasta 50% a largo plazo en el gasto, aseguró Omar Zanela, farmacoeconomista para Johnson & Johnson de México y coautor del estudio referido.
“Un paciente intervenido quirúrgicamente cuesta al Gobierno la mitad de uno que no ha sido operado”, señaló en entrevista.
Situación que el sector privado ha sabido aprovechar y que le da oportunidad en un mercado en el que las personas con sobrepeso y obesidad superan los 44 millones.
De acuerdo con una revisión de Reforma, los costos de cirugías como la bariátrica o bypass, que reduce el tamaño del estómago, van de 50 mil hasta 150 mil pesos en hospitales privados.