Por Julián Sánchez
EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- El ex rector de la Basílica de Guadalupe, Diego Monroy sostuvo que los ministros de Iglesia Católica ven con normalidad el pago de impuestos, pues siempre lo han hecho y están preparados para cumplir con las nuevas disposiciones fiscales, por lo que subrayó que no se debe generar terror sobre ese tema.
Rechazó que con esto se pretenda someter a los sacerdotes a una fiscalización. “Creo que no es la intención ni la idea, fiscalizar a nadie ni nada. No amarremos navajas. Yo creo que está bien definido todo, no hay problema”, sostuvo.
El Servicio de Administración Tributaria (SAT) dio a conocer el lunes pasado que las asociaciones religiosas podrán cumplir sus obligaciones en materia de comprobación fiscal y contabilidad electrónica a partir del 1 de enero de 2015 y no en septiembre próximo como estaba previsto, en respuesta a solicitudes hechas por las propias iglesias para que se les otorgara un periodo para capacitarse.
Las asociaciones religiosas están obligadas a llevar de forma electrónica un registro de todas sus operaciones, ingresos y egresos, a través de la página del SAT.
Además deberán acompañar la documentación comprobatoria correspondiente a identificar cada operación, indicando fecha, monto y concepto, e ingresar cada mes la información contable a Hacienda.
Diego Monroy, a cargo del templo de San Juan Diego y que llevó por varios años la administración de la Basílica de Guadalupe, insistió: “Siempre se ha pagado y se continuará haciendo, pues somos ciudadanos también. No somos de otro mundo y menos ciudadanos de tercera”.
Expuso que la Iglesia no sólo es una institución, sino que está formada por el pueblo, el cual sostiene al País y como tal paga impuestos.
Destacó que los sacerdotes encargados de una parroquia o arzobispos y obispos, a cargo de una diócesis, cumplen con sus obligaciones fiscales y con sus compromisos como patrones. “A nuestros empleados se les paga Seguro Social, SAR, INFONAVIT, todo. Yo pago impuestos”.
Reiteró: “nos hemos entrenado desde 1992 que nos reconocieron como ente jurídico. Que nos dieron personalidad. No hay ninguna novedad, cumplimos con nuestras obligaciones”.