Por Adriana Alatorre
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La profesión médica es ahora tan riesgosa como la de policía, por las agresiones a las que están expuestos, situación que se ha disparado en los últimos años, señaló Nora Alcántara Romo, miembro del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), de la Universidad de Guadalajara.
Aseguró que hoy, las agresiones contra personal médico son más intensas y cada vez más frecuentes.
Llamó a realizar en México estudios sistemáticos para medir este fenómeno de la violencia contra médicos en toda su dimensión.
“Una investigación hecha en un hospital regional de Jalisco, entre 250 trabajadores, reveló que alrededor del 10% recibió agresiones verbales o físicas de los pacientes y sus familiares”, alertó.
Aseguró que, como el caso de la doctora agredida hace unos días en Zamora, Michoacán, el problema aumenta en servicios de urgencias, cuando la gente demanda una pronta atención, lo que propicia que la profesión de médico sea ya de alto riesgo y parecida al riesgo que sufre un policía o militar.
Señaló que una de las posibles causas de este problema es que el sistema en México propicia que médicos tengan que atender a más pacientes, lo que va en detrimento de la calidad de la atención.
“Hace unos años un médico familiar veía a 5 o 10 pacientes al día, pero ahora la demanda obliga a atender a veces hasta 30 pacientes. Además, al derivar al paciente con un especialista por semanas o meses, provoca irritación y el trabajador médico queda expuesto a esas agresiones”.
Otro fenómeno relacionado es el aumento de demandas legales que sufre el médico por parte de los usuarios de los servicios de salud.