Ven especialistas secuela de los daños psicológicos que sufrieron en el albergue

Por Benito Jiménez

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- Por diversos traumas, cuatro menores que habitaron en el alberge de Rosa María Verduzco, “Mamá Rosa”, se quitaron la vida.

“Se han suicidado cuatro menores desde que ocurrió esto (la intervención al albergue)”, informó Julio Hernández Barros, comisionado de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), organismo descentralizado del Gobierno federal.

“La mayoría (de los suicidios) ya en sus hogares de donde son originarios y, como nos reportan los propios familiares, como secuela de los daños psicológicos que les produjo el internamiento en esta casa-hogar. Estamos investigando esos casos”, agregó.

El último menor que se suicidó fue reportado ayer, indicó María Ampudia, titular de la fundación “Y Quién Habla por Mí”, quien acudió a la CEAV con varias personas que habitaban en el albergue de “Mamá Rosa” para denunciar los abusos de los que fueron víctimas.

“No pudimos llegar a tiempo con uno de los pequeños que iban a venir: se suicidó, se colgó, un chico de 11 años. Es una tristeza que a este pequeño no se le haya dado la oportunidad de resarcirse. Estamos tristes, de luto”, lamentó Ampudia.