Banner

Por Vania Guerrero
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) está fallando en el programa que se planteó para el apagón analógico, según expertos.
A esto se le suma el retraso que hubo en la entrega de televisiones digitales en algunos lugares del País
En mayo, cuando la dependencia emitió su Programa de Trabajo de TDT, se autoimpuso un cronograma de trabajo, en el cual indicaba meses de inicio y término de distintas acciones pero, a más de 2 meses de su presentación, aún no hay avances.
“Pareciera que todo es aventurar fechas por parte de la autoridad. Yo creo que el error es de origen. Cuando se decidió que fuera la SCT la que tuviera el control del apagón”, comentó Agustín Ramírez, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI).
A estas alturas la población debería saber qué hacer con su televisión analógica y estar recibiendo mensajes detallados a través de la campaña de publicidad que se tenía planeada.
Además, debería existir un programa para recolectar los aparatos que se desechen por la transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT).
La dependencia se comprometió a que, en mayo, se iniciaría el programa de recolección de televisiones analógicas que se desecharían debido al cambio de equipos. Pero no se ha puesto en marcha.
También, estableció que comenzaría en ese mismo mes con las campañas de publicidad en el País para sensibilizar a la población respecto a la TDT y hoy sólo existen los comerciales y desplegados del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).
“Uno esperaría una campaña preventiva de lo que viene. Pero no hay ni una campaña ecológica. El desecho de los equipos no es algo que sólo en los hogares en que reparten televisiones”, expresó Gabriel Sosa Plata, experto en radiodifusión.
De igual modo, habría de acordar con concesionarios precios especiales para servicios de internet para los hogares de escasos recursos.
Cuestionada al respecto, la SCT indicó que aún no hay fechas concretas para iniciar con esas acciones.
Ambos expertos coincidieron en que al menos dos de esas tres acciones requieren destinar recursos públicos, por lo que será importante ver cómo plantea esto la SCT en el presupuesto para 2015.
Esto elevaría, una vez más, el costo contemplado por esa dependencia para el apagón, 26 mil millones de pesos, pues esta cifra sólo servirá para comprar los 13.8 millones de televisores que repartirá.
“Con lo que gastarán hubiera alcanzado para dar decodificadores en unos 40 millones de hogares, no nada más en los de escasos recursos de la SEDESOL (Secretaría de Desarrollo Social)”, dijo Ramírez.