Por Mar Zarrabal
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El miedo que causa la alerta mundial del brote de ébola no ha sido hasta ahora correspondido por el interés de los laboratorios farmacéuticos, que no ven todavía un mercado para invertir.
Con este virus se han infectado alrededor de 2 mil personas y han muerto mil, pero las empresas observan poco rentable desarrollar fármacos, de acuerdo con Renato Núñez, especialista en operación clínica de PwC.
“Lamentablemente los laboratorios son un negocio, así fuera un brote sólo en el Continente Africano debiera crearse una vacuna para prevenir, pero así la industria no lo ve, ellos ven pérdidas.
“Si este virus fuera en Europa ya se habrían desarrollado vacunas”, afirmó.
Núñez explicó que la rápida mutación del virus podría propiciar pérdidas para las empresas que invirtieran, además de que se ha contenido el brote, circunstancias que posiblemente desanimen las inversiones.
Una de las empresas que ha mostrado avances tangibles es la canadiense Tekmira Pharmaceuticals Corporation, luego de un contrato por 140 millones de dólares con el Gobierno estadounidense. Desarrollará un antiviral y tiene permisos para acelerar los trámites para su uso.
Esta biofarmacéutica, que cotiza en el Nasdaq y cerró 2013 con ingresos de 15.5 millones de dólares, es especialista en tecnología molecular para tratar enfermedades o virus agresivos que tengan consecuencias genéticas y donde los tratamientos tradicionales no funcionan.