Banner

Por Ulises Díaz
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Para 2019, se producirán en México 4 millones 596 mil automóviles ligeros al año, lo cual representa un incremento de 45% respecto a la capacidad actual, según Óscar Albin, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA).
Para sustentar este crecimiento, la industria automotriz ha desarrollado un plan estratégico que incluye fortalecer el mercado interno así como convertirse en un hub de diseño automotriz que se integre a los procesos de producción.
“Es un crecimiento de 45% de la capacidad actual, basado en las plantas nuevas que están arrancando, como son Nissan 2, Honda, y una vez que estén en producción Audi, BMW y la nueva planta que se acaba de anunciar de Infinity junto con Daimler”, dijo en conferencia de prensa.
“Todos esos incrementos de capacidad van a llevar a que México produzca 4.5 millones de vehículos, ya lo podemos contar como hecho dado que es el cálculo de lo que serán en su momento las plantas”, señaló este empresario.
Para este año, la perspectiva de producción es de 3 millones 105 mil unidades y para 2016 se espera ésta haya llegado a 3 millones 738 mil unidades. La meta de los 4 millones se cruzará en 2017.
En los últimos 4 años, se ha anunciado la llegada de al menos seis nuevas plantas de producción de vehículos a México, además de la industria satélite de proveeduría, que va desde partes hasta servicios.
“Cuando creces casi el 50% en un negocio, cualquiera que este sea, tiene un impacto en todas las áreas alrededor y esto repercutirá en todo el sistema de proveeduría y de la industria nacional, además que se espera haya una ampliación en la diversificación de exportaciones, más a Europa, América Latina y el resto de países con los cuales tenemos un acuerdo de libre comercio”, indicó Albin.
Para que este crecimiento se pueda dar de manera sostenida, la industria automotriz requiere establecer un mapa de ruta que sea capaz de aguantar este incremento.
Según la industria automotriz es necesario fortalecer el mercado interno, mejorar las condiciones estructurales para la industria automotriz, ampliar el acceso a mercados extranjeros y aumentar la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación.
“Tenemos una visión común en el sector automotriz, queremos llegar a más consumidores en el mercado interno porque consideramos que hay una capacidad de incremento en el mercado, deseamos que el País entre en el top 3 de los destinos más importantes para invertir en esta industria”, puntualizó.