Por Virgilio Sánchez
AGENCIA REFORMA
OAXACA.- Líderes empresariales reprocharon al Gobierno Federal su omisión ante la violencia que han generado en el Estado los maestros de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).
Los presidentes locales de COPARMEX, CANIRAC, Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles, CANACINTRA, CMIC y CANACOPE advirtieron de la incertidumbre generada por el magisterio.
“El magisterio es un tema que ya depende del Gobierno Federal. El Gobierno Federal debe de asumir la responsabilidad. Nos sentimos desprotegidos, intimidados”, externó el dirigente estatal de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC), Onésimo Bravo.
Oaxaca, afirmó, necesita un comisionado para que tome las riendas de los maestros.
Por su parte, el presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles en Oaxaca, Juan Carlos Rivera, señaló que lo único que piden es que aplique el Estado de Derecho.
Ayer, los líderes se reunieron en la Procuraduría de Defensa del Contribuyente (PRODECON) ante las afectaciones que, aseguran, les ha dejado el plantón docente en el zócalo, las marchas y el cierre de negocios.
El viernes, maestros de la Sección 22 saquearon y bloquearon gasolineras; el martes vandalizaron las oficinas de la Sección 59 del SNTE, y ayer bloquearon Ciudad Administrativa.
Benjamín Fernández, dirigente estatal de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) criticó que la Federación no haya ejecutado acciones en Oaxaca para detener la beligerancia de la Sección 22.
“Ese ha sido nuestro llamado al Presidente de la República, necesitamos que volteen a Oaxaca”, indicó.