Banner

Ven complicidad de empleados de empresa en engaño millonario

Por Antonio Nieto
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Los falsos custodios de Tecnoval que se llevaron casi 10 millones de pesos de un banco al parecer contaron con la complicidad de auténticos empleados de la empresa de traslado de valores.
Así lo adelantó ayer Óscar Montes de Oca, subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas, de la Procuraduría General de Justicia del DF (PGJDF).
El lunes, cuatro hombres vestidos como custodios de Tecnoval llegaron en una camioneta clonada al Bancomer de Corregidora 40, en el Centro Histórico.
Sus nombres aparecían en la relación de guardias autorizados para realizar traslados, por lo que el personal del banco les entregó 9.9 millones de pesos.
“Presumimos alguna implicación, ya que las personas tenían datos muy precisos, información muy sensible que no está al acceso de cualquier persona, incluso ni siquiera algunos funcionarios bancarios la tienen.
“Fue mucha la precisión con la que actuaron, entonces eso nos hace presumir que sí hay participación de algunos empleados bancarios o de la empresa de transportes”, dijo el subprocurador en entrevista.
La averiguación previa FCUH/CUH-4/T3/1498/14-08 no fue abierta por robo, sino por fraude, ya que los delincuentes no recurrieron a la violencia para obtener el dinero, sólo utilizaron el engaño.
La PGJDF recuperó la camioneta en la que arribaron los delincuentes y, después de analizarla, peritos concluyeron que era falsa, pero no encontraron indicios.
No obstante, aclaró el subprocurador Montes de Oca, por medio de los videos del banco lograron obtener las características físicas de los ladrones, y ya elaboraron sus retratos hablados.
Además, dijo, uno de los falsos guardias presentó un catálogo que incluía su nombre y fotografía, y que lo autorizaba para el traslado del dinero.
Aunque su nombre y el de sus cómplices es falso, la fotografía sí corresponde, y el resto de los documentos al parecer son verdaderos.
“Uno de los sujetos llegó, presentó su identificación e incluso le dice al cajero: ‘yo estoy en la página ocho del catálogo’, y el empleado se cerciora de que así es”.
“Nada más que ese catálogo fue alterado por estas personas y estamos viendo si se trata sólo de la página ocho o de todo el catálogo”, explicó Montes de Oca.
Los delincuentes, además de llevar uniformes de Tecnoval, portaban escopetas e identificaciones, por lo cual fue citado a declarar el apoderado legal de la compañía.
Hasta ayer, siete personas habían rendido declaración ante el Ministerio Público de la Fiscalía de Cuauhtémoc, sin que ninguno admitiera la filtración por parte de su empresa.
El cajero que permitió a los falsos guardias hacerse del dinero, reconoció que no fue lo suficientemente cuidadoso porque constantemente acuden trabajadores de Tecnoval a realizar traslados.