Ante el incremento de animales ponzoñosos se ha solicitado a los diferentes hospitales tener disponibles medicamentos que contrarresten los efectos nocivos de la picadura

NOTIMEX
Reynosa, Tamps.- La presencia de abejas, víboras, ratas, alacranes y tarántulas se incrementa durante la temporada cálida en el municipio de Nuevo Laredo, en donde autoridades de Protección Civil alertan a la población a evitar picaduras de estas especies.
El titular de la dependencia municipal, Juan Ulises Ochoa Correa, señaló que en la temporada de canícula aumenta la presencia de animales ponzoñosos en los patios de las viviendas.
"Solicitamos a la población a que extreme cuidados a fin de prevenir ataques de estos animales, que durante la temporada cálida además de aumentar su presencia buscan refugiarse debajo de los muebles o en lugares con sombra dentro de los domicilios", dijo.
Ochoa Correa refirió que las abejas, víboras, alacranes, ratas y tarántulas entre otros animales buscan estar dentro de las casas, debajo de muebles o en lugares que les permitan refugiarse de las altas temperaturas que en Nuevo Laredo oscilan entre los 35 y 40 grados.
Destacó que con el clima cálido se incrementa la presencia de este tipo de animales, mismos que se convierten en peligrosos para la población que habita principalmente en áreas cercanas a terrenos baldíos y con hierba.
Indicó que ante el incremento de animales ponzoñosos se ha solicitado a los diferentes hospitales tener disponibles medicamentos que contrarresten los efectos nocivos de la picadura o mordedura de un animal venenoso.
"Se le dio instrucción a toda el área de salud y a los diferentes hospitales para que de alguna manera adquirieran el medicamento, porque en caso de que se presente algún caso de picadura, se canaliza a la persona al hospital más cercano", dijo.
Destacó la importancia de que las personas tengan información suficiente para evitar ser víctimas de abejas, víboras, ratas, alacranes y tarántulas, entre otros animales que buscan estar dentro de las casas, debajo de muebles o lugares que les permitan refugiarse de las altas temperaturas.
"Salen de su hábitat natural para escapar del calor, por eso les recomendamos a la población no atacarlos ni provocarlos, ya que al sentirse amenazados accionan atacando a las personas?, dijo.
El funcionario municipal exhortó a la ciudadanía a realizar una limpieza a fondo en los muebles y otros objetos que no son movidos con regularidad.
"La gente debe inspeccionar sus viviendas y patios para detectar la presencia de estos animales, estamos trabajando de manera coordinada con los hospitales para dar atención inmediata en caso de mordeduras o picaduras", apuntó.
Aseguró que los hospitales locales cuentan con los antídotos necesarios para atender este tipo de contingencias.