Por Adriana Alatorre

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- El 89% de los recursos del Seguro Popular se transfieren a los estados, y sólo 8% se va para el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, que incluye las enfermedades complejas como el cáncer, VIH, entre otros, informó Antonio Chemor Ruiz, director general de Financiamiento de la Comisión Nacional de la Protección Social en Salud (Seguro Popular).

Agregó que el 3% de los recursos se va al Fondo de Previsión Presupuestal, donde una parte se destina a infraestructura y otra a la demanda imprevista de algún tema epidemiológico.

Chemor Ruiz reconoció que dentro de los retos que enfrenta el organismo aún está la comprobación de recursos federales en los estados.

Sobre el catálogo de enfermedades que cubre el Seguro Popular, el funcionario señaló que el organismo pasó de cubrir 90 intervenciones a 287, que agrupa a más de mil enfermedades y de tener 142 medicamentos pasó a 634.

Explicó que tan sólo 12 de las 285 intervenciones que cubre el Seguro Popular absorben la mitad de los recursos destinados a los estados.

Padecimientos como diabetes, atención a partos, recién nacidos, hipertensión arterial y tratamiento de sobrepeso y obesidad, son los que encabezan esta lista.

Según el director general de Financiamiento de la Comisión Nacional de la Protección Social en Salud los últimos datos, el gasto catastrófico y empobrecimiento del gasto de bolsillo ha disminuido de 0.66 a 0.33 por ciento.

La afiliación al Seguro Médico Siglo XXI que cubre todas las enfermedades infantiles, ha crecido 7 veces a 5.8 millones de recién nacidos.

De los recursos que la Federación destina a los estados por cada afiliado al Seguro Popular, hasta 46% se puede gastar en remuneración al personal y gasto operativo y administrativo.

De acuerdo con el funcionario, de dichos recursos, se pueden gastar además hasta 30% en medicamentos y 20% en acciones de promoción a la salud.

El restante 4% se puede gastar en las necesidades diversas, siempre dentro de la atención a la salud.

Durante su participación en el Foro Nacional e Internacional por la Calidad en Salud, el doctor en gestión estratégica explicó que actualmente el organismo que cuenta con 57.3 millones de afiliados paga por cada uno 2 mil 843 pesos, de los cuales la mayor parte es aportación federal y una pequeña parte es cuota social.

Destacó el fortalecimiento de compras estratégicas para vacunas y anticonceptivos.