Banner

Con esa acción se daría fuerza al voto de los ciudadanos y mantendría el sistema mixto de representación: César Camacho

Por Antonio Baranda

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- La democracia puede hacer más con menos, dijo ayer César Camacho, presidente del PRI, en defensa de la consulta popular para reducir los legisladores plurinominales.

Reiteró que la eliminación de 100 diputados y 32 senadores plurinominales permitiría reducir gastos, darle fuerza al voto de los ciudadanos y mantener el sistema mixto de representación.

“Y dar más con menos incluye estar convencidos de la pregunta que hemos planteado”, dijo durante la reunión plenaria de los diputados del PRI y el Partido Verde.

Camacho pidió no suponer, por ignorancia o mala fe, que el tricolor quiere tomar ventaja de esta propuesta.

“El PRI y el resto de los partidos integramos un sistema democrático de altísima competencia electoral, todos, y la historia reciente lo acredita, podemos ganar o perder.

“Y nosotros, cuando el voto no nos ha favorecido, fieles a la vocación democrática, no sólo hemos aceptado los resultado, sino hemos contribuido con las instituciones nacionales”, señaló.

Acompañado por los coordinadores del PRI y el PVEM en San Lázaro, dijo que la realidad política no es la misma que en 1986, por lo que es necesario adecuar la conformación del Congreso.

Otros beneficios de la reducción de plurinominales, indicó, serían el mejoramiento del funcionamiento democrático, asegurar la participación de todas las fuerzas y preservar la garantía de representatividad.

“¿Queremos ganar la mayoría de los distritos? Por supuesto, pero esto no tiene nada que ver con que el esquema favorezca a nadie, lo que queremos es ganar voluntades entre los electores.

“Si partidos distintos del nuestro quieren aumentar su presencia en la Cámara de Diputados por la vía de la mayoría relativa, en vez de discursos que se pongan a trabajar y sean capaces de persuadir a los ciudadanos para que voten por ellos”, subrayó.

El priísta descartó que su propuesta de consulta implique una reforma electoral, pues no se pretende cambiar las reglas para acceder al poder público.

“Es un ejercicio de democracia directa que perfecciona el ejercicio de la democracia representativa”, explicó.

Acompañado de los coordinadores del PRI, Manlio Fabio Beltrones, y el PVEM, Arturo Escobar, Camacho confió en que las reformas estructurales serán aquilatadas a plenitud al paso del tiempo.

“Estamos muy cerca en el tiempo de la aprobación de las reformas transformadoras, de suerte que puede generar miopía el aprecio cabal de la hondura y la trascendencia de las mismas.

“Estoy seguro que con el paso de las semanas, meses y los años, habrá de aquilatarse a plenitud la trascendencia y lo justo del adjetivo de históricas, que le podemos atribuir a las reformas”, apuntó.