El nuevo comisionado de seguridad destaca por su trayectoria dentro de las instituciones policíacas


Por Marcos Muedano

EL UNIVERSAL

CD. DE MÉXICO.- Manelich Castilla Craviotto, quien hasta hace unos meses fuera titular de la División de Seguridad Regional de la Policía Federal (PF) y con una trayectoria dentro de las instituciones de seguridad desde 2010, fue nombrado comisario de la Gendarmería Nacional.

El nombramiento del comisario de la Gendarmería fue hecho por el comisario General de la PF, Enrique Galindo Ceballos, durante el despliegue de gendarmes en el Municipio de Valle de Bravo, Estado de México.

El encargado de la Séptima División de la Policía Federal es maestro en Ciencias Penales con especialización en Ciencia Jurídico Penal por el Instituto Nacional de Ciencias Penales, (INACIPE), cuenta con capacitación en la Policía Nacional de Colombia, en el Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés), así como en la Real Policía Montada de Canadá.

En 2009 se integró a la Policía Federal en donde fue nombrado como coordinador estatal en San Luis Potosí. Dos años después fue nombrado titular de la División de Seguridad Regional, en reemplazo de Luis Cárdenas Palomino, de diciembre de 2012 a agosto de 2013.

Su separación de la División de Fuerzas Regionales se presentó entre una serie de dudas, ya que en un principio se dio a conocer que Castilla Craviotto había presentado su renuncia, sin embargo, la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) dio a conocer que el funcionario fue separado de su cargo por el entonces comisionado nacional Manuel Mondragón.

El nuevo titular de la nueva división de la PF, hasta hace unos días se desempeñaba como ministro agregado de la Policía Federal en la Embajada de México en Colombia.

Al presentar al mando de la Gendarmería, la CNS informó que 300 gendarmes se incorporaron este miércoles a la coordinación integral de seguridad desplegada por las Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), Marina Armada de México (SEMAR) , la Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de Seguridad Ciudadana del Estado de México, para proteger a la población de Valle de Bravo y a los turistas que visitan el Municipio.

“Se realizó el despliegue de un primer agrupamiento de 300 elementos en zonas urbanas y rurales en donde se desarrollan actividades turísticas y recreativas. Se tendrá presencia las 24 horas del día a fin de proveer a los visitantes y habitantes del Municipio un entorno tranquilo y seguro. Desde un enfoque de proximidad social, los gendarmes buscarán el acercamiento con la población, a fin de generar confianza”, explicó la dependencia a través de un comunicado.