Por Enrique Lomas
AGENCIA REFORMA
CHIHUAHUA.- Uno de los puntos estratégicos que atacará la Gendarmería Nacional será el llamado “Triángulo Dorado”, región compartida por Chihuahua, Sinaloa y Durango y que por su clima y geografía es propicia para el narcotráfico, afirmó César Duarte.
El mandatario de Chihuahua afirmó que el “Triángulo Dorado” es un foco que se debe atender desde varios frentes para la erradicación del cultivo de enervantes, un trabajo que ya efectúa directamente el Ejército Mexicano.
“La construcción del nuevo cuartel en Guachochi tiene que ver con una presencia permanente en las cercanías de esas áreas de un cuerpo integral del Ejército que permita accionar y mantener la erradicación de enervantes, cuya comercialización tiene que ver con el financiamiento de grupos o células del crimen que empiezan a emigrar a otros delitos”, comentó Duarte.
El priísta resaltó que el Gobierno de Chihuahua busca consolidar con la Gendarmería Nacional operativos de alto impacto e inteligencia para desarticular y erradicar grupos o bandas delincuenciales que pretenden recuperar el control del delito en el territorio estatal.
“La Gendarmería Nacional va a ser un gran cuerpo que estará atendiendo, no de manera permanente en alguna región, sino en los momentos y circunstancias que requieran una presencia adicional de fuerza federal, y operado con inteligencia, en ese contexto se regula la nueva fuerza de la Gendarmería Nacional”, explicó.
Duarte destacó que es muy importante el factor sorpresa durante los operativos que las fuerzas de ese cuerpo policial de élite efectúen y que se dé una articulación y coordinación con la Fiscalía General del Estado.